Cerrar Publicidad (10s)

Tras un juicio que duró seis semanas y una deliberación de dos días, el cantante R. Kelly fue declarado culpable de todos los cargos por tráfico y abuso sexual a niñas, niños y mujeres, que cometió durante años.

El intérprete enfrentó 9 cargos y será formalmente sentenciado el 4 de mayo de 2022. Por ello, podría pasar el resto de su vida en prisión.

El hombre detrás de la canción "I Believe I can fly" fue calificado como un "depredador" y se le describió como un tipo que se aprovechaba de su fama para abusar sexualmente de mujeres y niños. También se comprobó que tendió toda una red para "transportar a sus víctimas a través de las fronteras federales de los Estados Unidos y cometer este tipo de abusos".

Acorde a lo recogido por El Diario, la fiscal federal del Tribunal del Distrito Federal de Brooklyn, María Cruz Meléndez dijo: “Este caso no se trata de una celebridad a la que le gusta mucho la fiesta”.

Te puede interesar: Los Bunkers volverán a los escenarios tras siete años de receso

Los cargos que enfrentó R. Kelly

En total, fueron once personas, nueve mujeres y dos hombres, quienes prestaron su testimonio contra R. Kelly. En el estrado, narraron las experiencias de cómo fueron abusados durante un largo período.

Uno de los testimonios que más sorprendió fue el de Jerhonda Pace. Ella contó cómo el cantante una vez la golpeó y regañó por entrar a un lugar viendo el celular, sin levantar la mirada para saludarlo.

“Fui a su casa y me llamó perra… Me abofeteó tres veces y me dijo que si le volvía a mentir no iba a ser una mano abierta la próxima vez. Me escupió en la cara y en la boca. Estranguló durante una discusión. Tuve sexo con él. Tuve sexo oral con él. Me fui a casa y confesé todo”, declaró Jerhonda Pace. A su testimonio, le agregó que él le eyaculó en la cara y usó una de sus franelas para limpiar.

Cargando más noticias...