Cerrar Publicidad (10s)

Recientemente la modelo fitness Nicole "Luli" Moreno reveló que su faceta con el deporte no es la única que ha estado desarrollando en el último tiempo, sino que también posee una como inversionista inmobiliaria.

Esto fue revelado en conversación con Las Últimas Noticias, donde la exreina del Festival de Viña del Mar se refirió a esta práctica, que le ha generado importantes ingresos.

"Yo era un riesgo para el banco porque las carreras de los deportistas y de las personas que trabajamos en televisión son cortas. Y hay que pasar por mil filtros para que te den el okey… Trabajo desde los 13 años. A mí nadie me ha regalado nada", partió comentando sobre sus inicios en esta actividad.

Tras esto señaló que comenzó de poco a involucrarse en el tema inmobiliario, el cual le quedó gustando, identificándose incluso como "inversionista inmobiliaria" cuando le preguntan sobre su profesión al viajar fuera de Chile.

Junto a esto expresó que un viaje a Cancún, México, la llevó a conocer a un inversionista, que le dio el empujón en este mundillo.

La estrategia de Luli

"Justo en ese momento conocí a un corredor y yo estaba full grabaciones y full eventos, así que él me ayudó. Y en vez de comprar un departamento en Las Condes, compré tres departamentos en un edificio de Santiago Centro. Di el 30% de pie. Los arrendé y los dividendos se empezaron a pagar solos", relató.

Si bien "Luli" no entrega todos sus secretos, sí entregó consejos para quienes buscan comenzar en el mundo de las inversiones.

"Lo mejor es invertir en bienes raíces. Es lo más seguro. Ahora estoy dispuesta a diversificar en cantidades y en distintos proyectos (...) hace poco aproveché la plusvalía de uno de los departamentos que compré y lo vendí. Ahora voy a seguir invirtiendo en bienes raíces. Quiero comprar en blanco sí o sí, pero también estoy buscando en verde porque siento que conviene más", relató.

Finalmente entregó su estrategia base: "Si tú tienes 500 millones para comprar un departamento y prefieres comprarlo al tiro porque no sabes qué va a pasar en el futuro y bla bla bla, yo digo que no. La idea es que lo compres con crédito hipotecario y lo pagues con el arriendo. Lo tienes durante diez años, por ejemplo, y la plusvalía habrá subido bastante. El mismo departamento ahora vale mucho más. Lo vendes, le pagas al banco lo que te queda de crédito y ganaste todo lo que acumulaste de plusvalía en esos diez años. Y la plata la mueves, la inviertes, la disfrutas".

Cargando más noticias...