Cerrar Publicidad (10s)

Esta semana el Ejecutivo promulgó la Ley Dominga. La iniciativa tiene como propósito apoyar a las familias que pierden un hijo o hija durante el periodo de gestación, en el parto o a los pocos días de nacer.

La normativa incorpora dentro de los derechos y deberes de los pacientes la realización de acciones concretas de contención, empatía y respeto por el duelo de cada madre, padre y persona gestante que haya sufrido la muerte gestacional o perinatal de su hijo o hija; así como también para aquella persona significativa que la acompañe.

Para dar cumplimiento con el objetivo anterior, el Ministerio de Salud dictará una norma técnica, en un plazo de 6 meses, en la cual establecerá los mecanismos o acciones que resguarden dichos derechos.

Por otra parte, esta ley aumenta el plazo en caso de duelo por muerte de un hijo nacido vivo de 7 a 10 días y de 3 a 7 días para el caso de muerte de un hijo en periodo de gestación.

Lee también: Essbio anunció masivo corte de agua potable para Concepción

La Seremi de la Mujer y la Equidad de Género del Biobío, Marissa Barro, indicó que "en Chile una de cuatro mujeres tiene una pérdida gestacional. Según información del Ministerio de Salud, la gran mayoría de estas madres y padres viven el duelo en silencio y sin contención profesional. Hoy Ley Dominga se hace responsable en apoyar a estas familias, que sufren uno de los duelos más dolorosos, capacitando a personal médico y resguardando una atención que sea digna y humanitaria en todo momento”.

En tanto, el Delegado Presidencial de la Región del Biobío, Patricio Kuhn, valoró esta iniciativa impulsada por Aracelly Brito, madre que perdió a su hija en periodo de gestación.

“Ningún padre o madre está preparado para la muerte de un hijo o hija, por eso este proyecto de ley pretende entregar respeto, solidaridad y comprensión a las familias que lamentablemente atraviesan por esta situación”, dijo la autoridad.

La ley considera, además, algunas medidas tales como, que toda pérdida de un hijo o hija, independiente de las semanas de gestación u horas de vida debe ser reconocida, identificando datos del nonato o neonato, como nombre, peso, estatura, sexo y hora de nacimiento.

Asimismo, velar para que pacientes que viven este proceso no sean hospitalizadas en las áreas de maternidad de los centros de salud, evitando tener contacto con recién nacidos. Si el recinto lo permite, los controles posteriores se realizarán en salas aisladas y/o en horarios en los que no haya mujeres embarazadas o madres con sus recién nacidos.

Cargando más noticias...