Cerrar Publicidad (10s)

Un trágico suceso ocurrió en la localidad de San Francisco, California, en Estados Unidos. Una mujer de 41 años, a quien se le identificó como Amy Adams, murió tras ser arrastrada por un tren y aquello ocurrió porque quedó atorada con la correa de su mascota.

Acorde a lo informado por ABC-7, la mujer estaba esperando al tren con su perro durante la tarde del pasado lunes en la estación de Powell Street del transporte público Bay Area Rapid Transit (BART).

El animal, un pastor alemán, fue atado a la cintura de Adams con su correa y cuando el tren llegó, la mujer se subió. Sin embargo, tomó una decisión de último minuto y fue la de bajarse, pero su mascota no lo hizo. De hecho, se quedó arriba y las puertas se cerraron, por lo que el tren emprendió su viaje.

Una de las personas que presenció el suceso fue Mike Sim, quien señaló que "fue traumático y todos estaban en shock".

Te puede interesar: Hombre mató a su pareja luego de pedirle matrimonio

Trató de salvarse

Conforme lo señala New York Post, la víctima buscó la manera de llamar la atención de un hombre para que pudiera ser salvada. Pero no hubo mucho éxito.

La mujer finalmente murió por las graves lesiones que sufrió tras el arrastre del tren. Su perro, en tanto, salió ileso del suceso. De momento, se desconoce si era un perro de compañía o terapéutico.

Por su parte, a través de un comunicado, la vocera de BART, Alicia Trost, expresó que lo ocurrido "es la pérdida trágica de una vida. Estamos siguiendo los protocolos de seguridad".

Cargando más noticias...