Cerrar Publicidad (10s)

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) comenzó la instalación de 233.500 emisores de confusión sexual de la polilla del racimo de la vid en parrones y árboles de zonas urbanas de la Región del Biobío.

El trabajo en terreno sobre la Lobesia botrana se concreta en Los Ángeles, Tucapel, Mulchén, Yumbel, Cabrero y Santa Juana, para lo cual funcionarios del SAG, debidamente identificados, trabajan en las viviendas de dichas comunas.

 El director regional del SAG, Iván Ramírez, señaló que “esta técnica ha presentado resultados positivos reportándose una caída de 61% en las capturas de la temporada pasada en los predios en donde se aplicó esta medida de control”

Por su parte, el seremi de Agricultura, Francisco Lagos, destacó que “el Ministerio de Agricultura, a través del SAG, está trabajando para controlar y erradicar esta plaga, que también está presente en las ciudades”.

Se trata de un alambre de color rojo que emite una feromona, que impide la reproducción de la polilla y tienen una vida útil de cerca de 6 meses.

Se detalló que esta instalación no tiene costo y el SAG solicitó a los vecinos no sacar, manipular o trasladar el dispositivo a otras zonas.

La polilla del racimo de la vid fue detectada por primera vez en nuestro país en la zona de Linderos, Región Metropolitana, en el año 2008. La plaga, originaria de Europa, ataca a los viñedos y su larva provoca un daño directo al alimentarse de los racimos, produciéndose una pudrición y deshidratación de las bayas.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...