Cerrar Publicidad (10s)

A los 5 minutos de partido, las autoridades sanitarias de Brasil ingresaron al campo del Arena Corinthians para buscar a varios jugadores de Argentina. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) emitió un comunicado en el que buscaba que Martínez, Romero y Lo Celso no jugaran este partido.

A pesar de la recomendación de la Conmebol, la Anvisa igualmente fue al recinto deportivo e ingresó buscando a los jugadores. Incluso, las autoridades y también directivos de fútbol le dijeron a Lionel Scaloni que la polémica terminaba si él cambiaba a estos jugadores. Lógicamente, la negativa fue tajante y el árbitro Jesús Valenzuela decidió suspender el partido.

"El encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina, por las Eliminatorias para la Copa del Mundo, queda suspendido. El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión de Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir", indicó la Conmebol.

Eso sí, la Conmebol se limpió las manos y le tiró toda la responsabilidad a la FIFA. "Las Eliminatorias para la Copa del Mundo es una competición de la FIFA. Todas las decisiones que atañen a su organización y desarrollo son potestad exclusiva de esa institución", explicaron.

Lee también:

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...