Cerrar Publicidad (10s)

Un menor de cinco años, llamado Ali, que fue evacuado de Afganistán falleció luego de que consumiera unos hongos venenosos y reportara una muerte cerebral. Sin embargo, no sería el único afectado, ya que su hermano de 6 años, Mustafa, está agonizando en un hospital de Polonia.

Según detalla el medio local OKO.press, consignado por Milenio, el hecho se produjo el 24 de agosto, luego de que recolectaran hongos para hacer una sopa. Los dos niños y su hermana de 17 años habían sido hospitalizados el 26 y 27 de agosto. No obstante, a la joven le dieron el alta días después.

Ambos menores llegaron a Polonia el 23 de agosto junto a su familia y se encontraban en cuarentena en un centro de inmigrantes en Podkowa Lesna, un poblado cercano a Varsovia. A la familia la evacuó el ejército polaco a petición del Reino Unido, puesto que el padre trabajó para ellos.

Lee también:

Un portavoz de la Oficina de Extranjería, que se encarga de gestionar los centros de inmigrantes en Polonia, precisó que cinco personas habían solicitado atención médica por problemas estomacales. Sin embargo, no indicaron que habían comido hongos.

Asimismo, el vocero también aprovechó de desmentir un artículo que decía que los niños comieron los hongos porque no estaban suficientemente alimentados. Los inmigrantes reciben "tres comidas al día", manifestó.

Finalmente, respecto a las posibilidades de que el menor de 6 sobreviva, tampoco son favorables, a pesar de que lo sometieron a un trasplante tras la intoxicación.

Conforme lo señaló el director del hospital CZD en Varsovia, Marek Migdal, "en el caso del niño de 6 años, el hígado trasplantado está funcionando correctamente".

"Pero en las últimas 24 horas hemos observado un aumento de los síntomas de daño severo en el sistema nervioso central. El pronóstico de supervivencia en el niño es desfavorable", cerró.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...