Cerrar Publicidad (10s)

Molestia causó en una pareja de recién casados de Illinois, Estados Unidos, que sus amigos e invitados confirmaran que asistirían y luego no fueran a su matrimonio.

Sin embargo, no dejaron que esta situación quedara así y le enviaron una boleta a cada asistente para que les devolvieran lo que habían gastado por su reserva. Una que costó 120 dólares por persona (más de 180 mil pesos chilenos).

Se trata de Doug Simmons, de 44 años, y su esposa, Dedra McGee, de 43, quienes relataron que estos invitados no aparecieron en la cena de recepción, siendo que les preguntaron en reiteradas ocasiones si confirmaban su asistencia y su respuesta era que sí.

Lee también: Hombre graba el momento exacto en que el violento Huracán Ida pasa por su casa

Fue a través de Facebook que Doug compartió una imagen de la factura y escribió: "No te ofendas cuando te envíe esta factura. Se verá algo así. Lo enviaré por correo electrónico y correo certificado... en caso de que digas que no recibiste el correo electrónico".

"Esta factura se le está enviando porque confirmó asiento (s) en la recepción de la boda durante el recuento final de personal. La cantidad anterior es el costo de sus asientos individuales", dice una nota adjunta al recibo, uno que deben pagar en máximo un mes y que fue emitido el 18 de agosto de 2021.

"Debido a que no nos llamó ni nos avisó debidamente de que no asistiría, esta cantidad es la que nos debe por pagar sus asientos por adelantado. Puede pagar a través de Zelle o PayPal. Comuníquese con nosotros y díganos qué método de pago le conviene. ¡Gracias!", añade el texto.

Si bien la pareja explicó al New York Post que el problema principal no era el dinero, sino más bien que se sintieron pasados a llevar y no fueron respetados el día de su boda.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...