Cerrar Publicidad (10s)

Este miércoles el candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami, fue absuelto por el caso OAS. Se le imputaba por delitos tributarios y fraude al fisco. 

En conversación con ADN, el candidato del PRO ahondó en sus sensaciones tras el veredicto, señalando que “fui sometido, al igual que mucha gente humilde, a siete años infames sin poder defenderme“.

“Una de mis grandes ambiciones es que la Convención Constitucional restablezca el principio de justicia. Allí comparto el llamado de la gente, fue extremadamente duro”, complementó. 

No obstante, ME-O expresó que le quedarán cicatrices tras el proceso judicial. Eso sí, recalcó en que ahora queda seguir adelante y poner foco en lo que son las elecciones presidenciales. 

“Van a quedar cicatrices, con las que me ha tocado caminar por siete años. Ahora seguiré avanzando con las propuestas, hablar de lo que viene”, precisó. 

Finalmente, líder del PRO también tuvo palabras para hablar de su ex asesor, Cristián Warner, que sí fue condenado por delitos tributarios. 

“Él es un tremendo tipo, lo más decente que hay. Va a demostrar su inocencia en los tribunales superiores. Esta historia no ha terminado“, concluyó. 

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...