Cerrar Publicidad (10s)

Luego de la reunión clave entre la Fiscal Regional del Biobío con la familia de Tomás Bravo, estos últimos resolvieron no referirse a los nuevos antecedentes. La madre del niño, Estefanía Gutiérrez, entregó algunas palabras por medio de sus redes sociales, advirtiendo que guardará silencio, porque "acá hay un culpable suelto".

"Debido a la reunión de ayer, no tengo nada que decir ya que lo que se confirmó fue la línea de investigación que nosotros siempre afirmamos. Respecto a los detalles de la investigación, entienda, no me voy a referir", expuso Estefanía.

"Por sugerencia de la Fiscal me pidió absoluta discreción. Recuerden que acá hay un culpable suelto y cada cosa que se hable lo puede alertar! Desde ya gracias", cerró la madre.

Recordar que la tarde de este martes 24 de agosto, la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena, sostuvo una reunión clave con Estefanía Gutiérrez, madre del pequeño Tomás Bravo, con su abogado Pedro Díaz y también con el abogado del padre, Christian Echayz, además del abogado querellante Alejandro Espinoza, para comunicarles los avances de la investigación y los resultados más recientes de pericias científicas.

Lee también:

"La Fiscalía ha descartado la hipótesis de que la muerte de T.B.G. haya sido de carácter accidental. De esta manera, la indagatoria se concentra, desde ahora, únicamente en la línea investigativa de que su fallecimiento ocurrió por la intervención de terceras personas", expuso el Ministerio Público en un comunicado.

Asimismo, se indicó que todos los detalles de esta conclusión se entregaron durante la cita a la familia y a sus abogados; y se considera prudente, sostuvo la Fiscalía, que no sean revelados públicamente, para favorecer el desarrollo de las diligencias y peritajes que están en curso.

El niño de 3 años se perdió el pasado 17 de febrero y motivó un amplio operativo de búsqueda, donde participaron en un primer momento civiles, Bomberos, ONG's de búsqueda de personas, Carabineros, Policía de Investigaciones y personal de la Fuerza Aérea de Chile. El hallazgo del cuerpo de Tomasito se produjo el 26 de febrero, es decir, 9 días después de su desaparición.

Fue un peritaje encargado por la Fundación Amparo y Justicia a una unidad forense especializada en delitos de abusos contra menores de edad, el que determinó que a Tomás Bravo lo asesinaron.

El abogado de la Fundación Amparo y Justicia, Alejandro Espinoza, sostuvo que "un peritaje en específico, desarrollado por la Fundación en el extranjero, concluye que en la muerte de Tomás hay intervención de terceros y que fundamentalmente esa intervención se podría precisar en un varón adulto".

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...