Cerrar Publicidad (10s)

El pasado viernes se dio a conocer que una gendarme de la cárcel Addiewell en Escocia fue despedida de su trabajo tras ser captada besando a Kevin Hogg, uno de los reos.

El sujeto, que cumple cárcel efectiva por infracciones al tránsito, utilizó su celular para grabar los hechos -sin el permiso de la gendarme- y según consignó Daily Record, luego difundió las imágenes entre los reos para vanagloriarse.

Tras hacerse público el registro, las autoridades reaccionaron de inmediato, abriendo una investigación y de paso, despidiendo a Rachel Wilson.

Según lo constataron los jefes de la gendarme, en los registros no se ve que el beso sea forzado y se desconoce si ambos mantienen una relación amorosa. Asimismo, señalaron que la mujer llevaba poco tiempo trabajando en la cárcel, ya que se encontraba en un período de prueba.

Por último, indicaron que se está buscando esclarecer la razón de por qué el sujeto tuvo acceso a un teléfono celular. Es más, hubo denuncias de que ha avanzado el contrabando y la corrupción al interior de la prisión.

Revisa el registro.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...