Cerrar Publicidad (10s)

La mala caligrafía frustró los planes que tenía un hombre de 67 años, llamado Alan Slattery, en el Reino Unido. Este quiso robar un banco y para intimidar al empleado, escribió una nota amenazante para que entregue el dinero. Sin embargo, el trabajador no logró entender lo que estaba escrito.

Fue a raíz de lo anterior que el ladrón abandonó el lugar con las manos vacías, sin cumplir su propósito y conforme lo señaló la Policía de Sussex, después de que Slattery dejara la sucursal el personal del banco pudo descifrar lo que decía la nota.

"Su pantalla no detendrá lo que tengo, solo entregue los billetes de 10 y 20. Piense en los otros clientes", precisaba el papel. Luego de ese suceso, llamaron a las autoridades y estos se llevaron las imágenes de las cámaras de seguridad del banco. 

Pero sus intentos de robar no quedaron ahí, ya que días después Slattery fue a otro banco para efectuar un atraco. Usó el mismo método y para su sorpresa: le funcionó. La cajera, que temía por su seguridad, le entregó 2.400 libras en efectivo.

Lee también:

Después de unas jornadas, la policía recibió una llamada de otro banco. Estos alertaron que un hombre entró en la sucursal y entregó una nota amenazante exigiendo dinero.

Si bien no fue su mala caligrafía lo que frustró el robo, fracasó porque el cajero terminó por desafiarlo. Razón por la cual se fue -nuevamente- con las manos vacías.

Luego de este llamado, los agentes concurrieron a la última dirección registrada de Alan Slattery. En dicho lugar, le encontraron deambulando por los alrededores y procedieron a arrestarlo bajo sospecha de robo y dos cargos por intento de robo.

El hombre, en tanto, terminó por declararse culpable de los tres delitos en su contra y a raíz de ello, recibió una sentencia de seis años.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...