Cerrar Publicidad (10s)

Una exconcursante del programa de cocina MasterChef, confesó que estuvo internada a fines del 2020 producto de una fuerte depresión.

Se trata de Bárbara Lackington, finalista de la cuarta temporada, quien se convirtió en una de las más criticadas del espacio de cocina.

Tras la fama que alcanzó en MasterChef, la concursante confesó en una entrevista con Las Últimas Noticias, que tuvo que lidiar con una severa depresión. Situación que la llevó a internarse por dos semanas en la Clínica de Salud Mental San José, en diciembre del 2020.

Respecto a esta parte de su vida, señaló que "estuve con siquiatra y terapia. Fue muy duro, muy difícil". "Empecé a ver todo lo malo de mi vida y no lo bueno", añadió.

Asimismo, explicó que producto de la pandemia su estado anímico empeoró. "Tuve mucho tiempo libre, además de estar encerrada en la casa. Yo vivo en Pirque y realmente es muy difícil juntarme con alguna amiga".

"Me empecé a sentir mal, muy angustiada. No sabía qué hacer todo el día. Sentía un vacío muy grande", explicó.

Lee también: "A porrazos se aprende”: La caída que sufrió Gonzalo Valenzuela tras practicar skate

Luego de estar internada, Bárbara ha continuado con su tratamiento, sin embargo, explicó que "antes estaba con muchos remedios, ahora sólo tomo algo para dormir".

Sumado a esto, señaló que continúa con su psicóloga y psiquiatra, y que el volver a trabajar le ha servido para mantenerse distraída y ocupada.

"Con la pandemia me cancelaron muchos contratos, pero ahora que se reactivó todo he podido mantenerme ocupada", relató a Lun.

Finalmente, reveló que pretende lanzar muy pronto un canal de YouTube relacionado a la cocina. "Ojalá que haciendo eso pueda regresar a la tele".

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...