Cerrar Publicidad (10s)

El Gobernador de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz, participó en la última sesión de la Comisión de Pesca de la Cámara, realizada el miércoles, en el marco de la discusión del proyecto que pretende limitar la captura de la merluza común en el sector industrial. 


Durante su presentación, Díaz explicó que “en merluzas nosotros somos una Región que tenemos una alta participación en la captura de este recurso, tenemos un alto desembarque de productos de aquella cuota que está legalmente autorizada pero no obstante a las pretensiones que puedan existir en otras regiones para nosotros el riesgo que se apruebe la eliminación del arrastre en la merluza puede significar perder 1.100 nuevos puestos de trabajo y de estos 800 están en Talcahuano”.

La autoridad regional electa en junio pasado agregó que “perseverar en una legislación que elimina el arrastre para la industria de la Región del Biobío nos va a generar un problema y el precedente que vimos en la ley de la jibia nos preocupa muchísimo. El principal esfuerzo debe estar destinado a la fiscalización de la pesca ilegal en todo Chile”.

Para finalizar, Díaz afirmó que “me atrevo a concurrir ante Ustedes, con mucho respeto, a solicitarles que cuidemos los puestos de trabajo de los habitantes de la Región del Biobío. Somos una Región industrial, altamente golpeada a lo largo de muchos años por el proceso de desindustrialización y además somos una Región que hemos tenido, como las otras regiones del país, que sufrir los problemas de la pandemia que actualmente vivimos”.

La participación de Rodrigo Díaz en la Comisión marcó un hito en la Comisión ya que es el primer Gobernador electo por voto popular que expone en la instancia legislativa, algo que fue valorado transversalmente por todos los parlamentarios.

Investigadores también alzan la voz

Pero no solo ha sido el Gobernador Rodrigo Díaz quien ha concurrido a la Comisión a mostrar sus reparos al proyecto que impulsan diputados de las regiones de Valparaíso y del Maule. En la Sesión de la Comisión del pasado miércoles 28 de julio fue el destacado académico e investigador de la Universidad de Concepción, Hugo Arancibia, quien expuso lo inconveniente del proyecto.

En la ocasión, Arancibia aseguró que “la pesca industrial arrastrera es una práctica común regular e histórica en todos los stocks explotados de merluzas a nivel mundial, lo que ya probablemente realizaban los vascos en el Siglo XIX”.

El investigador explicó que existen varios “mitos” asociados a esta pesquería y el uso del mecanismo de arrastre tales como que “el arrastre afecta al fondo marino”, pero precisó que “no hay un solo estudio en Chile y casi nada a nivel mundial sobre la capacidad de recuperación del fondo después de una perturbación, después del arrastre”.
Otro de los “mitos” señaló en su presentación Arancibia fue que “el arrastre afecta la sustentabilidad del stock”, asegurando que no existe ningún antecedente disponible en Chile para sostener esa afirmación. 

La presentación del doctor Hugo Arancibia  se suma a las realizadas semanas antes por el académico e investigador de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Dante Queirolo, y del director para América Latina del MSC, Rodrigo Polanco. Todos coinciden que el proyecto no resuelve los problemas de la merluza e incluso los podría agravar. 

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...