Cerrar Publicidad (10s)


Durante estos días se confirmó que Daniel Porro, un enfermero de Neuquén que hace un año sufrió el linchamiento de sus vecinos por contagiarse de Covid-19, murió de un paro cardíaco. 

Daniel trabajaba en una clínica de Neuquén. Fue en junio del 2020 cuando se contagió de Covid-19 y denunció que tras dar positivo, sufrió el linchamiento de sus vecinos. Estos le incendiaron la casa y le robaron su auto, informó El Clarín. 

Porro contó al medio antes citado que había recibido amenazas antes. Esto ocurrió cuando debió aislarse en su casa, a mediados de junio y a él luego lo trasladaron hasta el hospital Bouquet Roldán. Salió de ese lugar una vez que pasaron los 14 días y con el examen negativo. 

“Me golpearon por todos lados entre varias personas y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital”, contó en aquel entonces. 

“Me llevaron el auto, directamente me lo robaron y una vez que estaba en el hospital me prendieron fuego adentro de mi casa”, agregó. 

Sin embargo, recientemente se confirmó el deceso del enfermero y murió a causa de un paro cardíaco. 

Según contó su padre, Miguel, al diario La Mañana de Neuquén, a Daniel no solo lo lincharon los vecinos, también perdió el trabajo. 

Con el tiempo consiguió otro, pero fue complejo para el enfermero. “En realidad, desde aquel día, él no pudo volver a dormir bien. Trabajaba durante el día y a la noche se acostaba pero no podía conciliar el sueño. Sufrió mucho e iba a laburar casi sin dormir”, expresó Miguel. 

El padre confesó que para Daniel fueron días duros y que “nunca se pudo recuperar del rechazo social”. 

El enfermero murió cuando fue a dormir a casa de su madre. En mitad de la noche, sufrió el paro cardíaco y uno de sus hermanos lo encontró.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...