Cerrar Publicidad (10s)

La vida de René Alfredo Vargas Ocampo, de 59 años, llegó a su fin el 6 de agosto cuando dos hombres armados lo interceptaron y obligaron a subirse a una camioneta con destino a Cúcuta.

Todo ocurrió cuando en el camino que une Cúcuta con El Zulia, se encontraron con un control policial y fue ahí cuando los individuos se detuvieron y lo obligaron a bajar, disparándole cuando ya estaba en el suelo, informó El Tiempo.

Miembros de la policía local auxiliaron a Vargas y lo trasladaron hasta un centro médico en la ciudadela Juan Atalaya. Sin embargo, llegó al recinto sin signos vitales.

Los atacantes, por su parte, se fugaron, pero aquello llegó a su fin cuando los dos individuos perdieron el control de la camioneta y chocaron en un costado de la vía que transitaban.

Los uniformados, pese a que estos intentaron escabullirse, lograron dar con el presunto asesino, Emerson Hugo Lázaro, pero no con el de su ayudante, ya que este escapó.

Lee también:

"Él era pensionado. Trabajaba en eso como para no quedarse en la casa haciendo nada. No tenía problemas, todas las personas lo querían por ser un buen hombre, trabajador y amable", fue lo que contó un familiar a La Opinión.

Vargas era un ex sargento de la Armada de Chile y llevaba 14 años viviendo en Cúcuta -desde el 2007-, donde realizaba labores de mantenimiento de aires acondicionados e instalación de cámaras de seguridad.

El crimen del chileno pesó fuerte en la familia y su sobrina, Jocelyn Vargas, conversó con Mega, asegurándoles que su tío sufrió el llamado "paseo millonario".

"Toman a las personas, las secuestran y piden rescate al par de horas. Nosotros no logramos entender por qué mi tío no pudo ni siquiera hacer esa llamada de rescate", precisó al respecto.

Por el momento, la policía colombiana busca esclarecer las circunstancias en que se dieron los hechos y maneja las hipótesis de secuestro y robo con homicidio.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...