Cerrar Publicidad (10s)

Un indignante caso se dio a conocer en estos días al saberse que la condena de un violador se redujo a apenas 36 meses y se debe a una insólita razón: la jueza estimó que la violación fue “corta”, ya que “duró solo 11 minutos".

Este hecho tuvo lugar en febrero de 2020, cuando dos ciudadanos de nacionalidad portuguesa, de 17 y 32 años, atacaron a una mujer de 33 a las afuera de su departamento, en Basilea, Suiza.

Ambos fueron partícipes de una violación que trajo consecuencias duras para quienes perpetraron el indignante acto. Si bien el menor no obtuvo condena alguna, el hombre de 32 -identificado como Joan P- sí lo hizo y de primera, se le dio una pena equivalente a 51 meses.

Pero aquello, como se mencionó antes, cambió y se debió a que la jueza estimó que la violación fue "corta", puesto que su duración fue de "solo 11 minutos".

Así fue como Liselotte Henz, encargada del caso, señaló que el hombre era culpable de una "falta moderada" y que el abuso efectuado fue "relativamente breve".

El sujeto, en tanto, había dicho que la mujer le envió "señales" y que había estado "jugando con fuego".

Lee también:

La noticia generó tal indignación que este domingo cerca de 500 manifestantes, en su mayoría mujeres, se congregaron en el tribunal para protestar contra la decisión que tomó la jueza Henz.

Entre los actos simbólicos que realizaron está guardar silencio por 11 minutos -lo que duró la violación-, a fin de solidarizar con la víctima.

“11 minutos son demasiado”, decían algunas pancartas, mientras que otras tenían escrito: “No existe tal cosa como una violación breve”.

Eso sí, la abogada de la víctima señaló que "un 'no' es un 'no' y debe aceptarse, independientemente del estilo de vida de la víctima".

"Primero esperaré el veredicto escrito y luego seguiré apelando”, cerró la jurista.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Etiquetas:
Cargando más noticias...