Cerrar Publicidad (10s)

En el 2019, un insólito caso se daba a conocer y se trató de un fisiculturista ruso, Yuri Tolochko, que tomó la decisión de casarse con su muñeca inflable. Sin embargo, su matrimonio llegó a su fin tras un año de haber contraído nupcias y según informó el hombre, se debió a una infidelidad.

El ruso se casó con su muñeca inflable, llamada Margo, en diciembre del año pasado. Originalmente iba a ser en marzo, pero a raíz de la pandemia, tuvieron que postergar dicho evento y lo concrentaron a fines del 2020 en una ceremonia legal según las leyes de Kazajstán, consignó el medio Los Andes.

Sin embargo, luego de que Yuri llevara a Margo para hacerle unas reparaciones, este decidió comprar dos muñecas: Lola y Luna. Allí fue cuando el ruso se dio cuenta que no podía ser 'hombre de una sola muñeca', así que tomó la decisión de divorciarse.

"Terminé con Margo. No estoy listo para hablar de las razones del divorcio todavía. Ella es Lola. Lola es queer, es decir que no ha decidido aún sobre su identidad de género", declaró Tolochko.

Madre murió frente a su hija tras ser alcanzada por una bala perdida

Yuri presentó a ambas muñecas en su red social de Instagram y lo hizo de la siguiente manera: "Déjame presentarte a mi nueva esposa. Esta es Lola. Lola es queer, aún no ha decidido sobre su identidad sexual y de género (está en búsqueda)".

"Lola tiene cabeza de mujer, cuerpo de gallina, el ombligo tiene profundidad y puede usarse como vagina y un pene insertado en él. Les mostraré esto algún día. La identificó como una gallina enorme”, complementó.

Con respecto a su otra muñeca inflable, el ruso señaló que se llevan genial. “Lola también se enamoró de ella. Les doy a cada una un tiempo por separado, pero también nos divertimos los tres juntos”, confesó.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...