Cerrar Publicidad (10s)

La historia del Teatro Dante de Talcahuano se remonta a la década del 40, cuando el municipio de la época concedió el permiso para edificar el inmueble que se convirtió en el principal centro de entretención del puerto, donde las familias asistían a disfrutar largas tardes del cine rotativo.

Posteriormente, en la década del 80 cerró definitivamente sus puertas porque ya no era rentable para sus dueños y quedó en el más completo abandono. Pero su imponente fachada, frente a la Plaza de Armas, se convirtió en una pieza sensible en el paisaje del centro de Talcahuano, por lo que recuperarlo se convirtió en algo urgente.

El 2008, el otrora Consejo de la Cultura y las Artes inició un programa para construir infraestructura cultural en todas las comunas con más de 50 mil habitantes. En ese momento, el Ex Teatro Dante vio la posibilidad para recuperar sus días de gloria.

Precisamente es lo que ocurrió ayer martes, 13 años después, gracias a la voluntad de diferentes instituciones públicas, particularmente del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y del Gobierno Regional del Biobío, los principales financistas del emblemático proyecto.

Antes de reabrir sus puertas, la expectación de la comunidad chorera era alta. La principal ciudad puerto del Biobío no contaba con una infraestructura cultural de esta categoría. La Ministra de las Culturas, Consuelo Valdés no pudo estar ausente en este hito histórico para la región.

“Luego de un período tan complejo para todos y todas, especialmente para el ámbito cultural, reabrir este espacio es un símbolo, y un enorme estímulo para volver a levantarnos y seguir creyendo en el inmenso poder de la cultura como factor de cohesión social, de identidad y también de bienestar mental y espiritual”, dijo la secretaria de Estado.

Por su parte, el Gobernador del Biobío, Rodrigo Díaz, enfatizó que “cuando hay un bien mayor, las barreras políticas nacionales dan lo mismo. Cuando bajamos a lo local, cuando uno llega a la comuna y encuentra el desafío de poder elevar espacios que en su tiempo habían estado destinados al arte y a la cultura, la verdad es que es muy fácil encontrarse".

El alcalde de Talcahuano, Henry Campos, explicó que “durante el 2008 el edificio fue adquirido por la Municipalidad de Talcahuano para su recuperación. Luego vino el terremoto de 2010 que lo destruye por completo, lo que obliga a desarrollar un nuevo plan de inversión y de diseño solicitando nuevamente recursos al Ministerio de las Culturas y también al Gobierno Regional, a través de un FNDR".

El edificio tiene una superficie total de 1.290,20 m2. Las obras contemplaron la demolición del volumen de la sala de teatro original que resultó destruida durante el Terremoto del 27F, además de la recuperación estructural de los 315,20 m2 correspondientes al volumen de fachada de cuatro pisos de altura, con un costo total que superó los 1.800 millones de pesos.

Una inversión social que no sólo está orientada para el que va a observar, sino que también para las y los creadores del Biobío, quienes cuentan con una moderna infraestructura para todo tipo de disciplinas artísticas, representando un fuerte impulso a la cultura de Talcahuano.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...