Cerrar Publicidad (10s)

La presencia de Simone Biles en las competencias de su disciplina era una incógnita en todo el mundo y sorprendió luego de que desde la Federación de Gimnasia de Estados Unidos anunciaran que iba a competir en la final de viga en equilibrio.

Si bien muchos esperaban que la connotada gimnasta se quedara con el oro, finalmente no pudo hacerlo y ganó la medalla de bronce en la última competencia de gimnasia artística femenina. Lo logró gracias a su nota de 14.000, siendo superada por Guan Chenchen (14.933) y Tang Xijing (14.233).

Simone no estaba segura de si estaría o no en la final de viga y así lo expresó la gimnasta en diálogo con la BBC.

"Tuve que ir a entrenar, cambiar mi bajada. Me retiré de mis otras finales solo porque no estaba en condiciones para hacerlas. No pensé que iba a ser clara para la viga. Simplemente esto significa que puedo venir aquí y competir una vez más antes de que estos Juegos terminen”, declaró.

En esa línea, reveló las razones que la llevaron a abandonar las competencias anteriores. “Físicamente no podía girar en el aire. Seguía chocando y no estaba autorizada para a hacer esas cosas de una manera segura. Mi mente no estaba ahí", confesó.

Sin embargo, para la última competencia tenía la certeza de que podía lograrlo. "Pero para hacer viga, podía hacerlo de manera segura. Fui, entrené y pedí cambiar mi bajada, de lo contrario tampoco iba a poder hacerla”, indicó.

“Solo quería salir por mí y eso es lo que hice. Estoy orgullosa de mí misma solo por salir a competir después de lo que pasé”, cerró la gimnasta olímpica tras su participación en la cita de Tokio, que la dejó con una medalla y así pudo concretar de buena manera su presencia en los Juegos Olímpicos.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...