Cerrar Publicidad (10s)

El deporte mundial tiene una imagen difícil de olvidar este 2021. El volante de la Selección de DInamarca, Christian Eriksen, se desplomó en pleno partido de su equipo ante Finlandia. La súbita caída hizo presagiar lo peor en Copenhague.

Uno de los que acudió, de inmediato, a asistir al volante del Inter fue el delantero del Barcelona, Martin Braithwaite. El artillero confesó al sitio deportivo 433 que "viví una de las situaciones más terribles de mi vida. El evento más importante en la historia de nuestro país fue una pesadilla".

Además, el artillero confesó que "todo eso nos generó un shock enorme. Lo miré y él estaba muerto en la cancha. Cuando ves su cuerpo, la persona está muerta, no hay duda, lo sabes y eso vi".

También, Braithwaite admitió que "lo único que hice en ese momento fui rezar y mirar a Dios. Todos los médicos estaban trabajando y esa imagen es algo que no deseo que nadie vea. Al final tuvimos un final feliz. Christian está bien, estable y es lo único que queríamos".

Para terminar, resaltó de la fortuna del buen desenlace de la situación y la recuperación del volante del Inter de Milán. “Al final tuvimos un final feliz. Christian está bien y estable y esa es la única cosa que queríamos”, subrayó.

Eriksen todavía no toma una decisión de su futuro, aunque ya se presentó en la disciplina de Simone Inzaghi en el Inter de Milan.

Lee también:

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...