Cerrar Publicidad (10s)

"Pensé que no quería costar una medalla al equipo. Les dije que tenían que dar un paso al frente, salir y hacerlo sin mí". La gimnasta norteamericana Simone Biles reconoció abiertamente en Tokio 2020, que estaba protagonizando un duro momento personal.

Entre la presión, temas psicológicos y problemas personas, la referente del equipo de Estados Unidos decidió dar un paso al costado y retirarse definitivamente de Tokio 2020.

A través de las redes sociales, el equipo de gimnasia estadounidense entregó un comunicado sobre la situación de Biles. "Se retiró de la competencia individual. Apoyamos incondicionalmente su decisión y aplaudimos su valentía. Su coraje demostró, una vez más, que es un ejemplo a seguir", indicaron.

Los ataques de ansiedad le jugaron una mala pasada a la deportista. "No confío tanto en mí", expresó Biles, quien no tuvo una buena jornada en el salto individual y, por ello, desistió del all around femenino.

Lee también:

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...