Cerrar Publicidad (10s)

En el 2019, un macabro caso remeció en todo el mundo. Fue en marzo de ese año cuando se dio a conocer el brutal asesinato de Samantha Josephson, una estudiante de la Universidad de Carolina del Sur de 21 años.

Según las autoridades, la joven se subió a un auto pensando que se trataba de un Uber, sin saber que ese sería su último día con vida, ya que después de eso fue asesinada con 120 puñaladas.

La investigación policial apuntó como el responsable a Nathaniel Rowland, de 27 años, cuyo juicio inició este año, casi tres años después de que ocurriera el hecho.

Todo partió cuando Samantha estaba con sus amigos en la zona de entretenimiento 'Five Points' de Columbia, el 29 de marzo del 2019 y presuntamente se subió al auto del acusado, pensando que se trataba de un conductor de Uber.

Luego de ello, se le perdió el rastro y su destino era incierto. Rápidamente hubo una movilización por parte de las autoridades para dar con ella y su familia mantenía la esperanza de que la encontrarían viva.

Sin embargo, no fue así, ya que a la joven se le halló en un bosque con la ropa rasgada, heridas graves y sus pertenencias, informó Daily Beast.

Los primeros reportes indicaron que Rowland mantuvo cautiva a Josephson en su auto por horas, mientras conducía más de 65 millas, antes de matarla y arrojar su cuerpo.

El hallazgo de este último fue atroz, ya que estaba cubierto de puñaladas en la cabeza, el cuello, la cara, la parte superior del cuerpo, las piernas y los pies.

Según indicaron las pruebas encontradas, la joven intentó defenderse del ataque de su homicida, pero aquello no cambió su fatal destino.

Lee también: Lo rechazaron por su aspecto: Joven se operó nueve veces y ahora es modelo internacional

Este 2021, el juicio para Rowland empezó, donde se mostraron las pruebas en su contra: un video de seguridad, datos de teléfonos celulares y el arma homicida.

Las pruebas que terminaron por sentenciarlo fueron restros de sangre de Samantha en su auto y en el cuchillo que utilizó en el asesinato.

Este 27 de julio, el juez Clifton Newman, de la Corte de Carolina del Sur, dio su veredicto. Se declaró culpable a Nathaniel Rowland por el asesinato de Samantha Josephson y se le condenó a pena de muerte.

“Obviamente, ella luchó increíblemente contra ti y dejó un rastro suficiente para que el jurado vea lo que hiciste”, fue lo que señaló el juez a Rowland.

Este caso derivó en el cambio de las normas en Uber, que incluyó una mayor visualización de las placas y requisitos para que los conductores confirmen el nombre de sus pasajeros antes de iniciar el viaje.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...