Cerrar Publicidad (10s)

El pasado miércoles en la noche el conductor Jordi Castell vivió un complejo momento a solo minutos de que iniciara una transmisión en Instagram, luego de que su mascota fuera atropellada a las afueras de su casa.

Este lamentable hecho fue narrado en la red social, donde el fotógrafo informó de la situación: "Perdónenme pero lo estoy pasando pésimo. Buenas noches, no había querido empezar así el live. Atropellaron a Marley hace un rato aquí afuera, el tonto pasó por debajo de la reja y un auto se cruzó y lo atropelló".

También te puede interesar: "Es tremendo...": El relato de Benjamín Vicuña tras la denuncia de violación de su sobrina

Tras esto, continuó con su relato: "Lo bueno es que la gente paró, frenó, el perro gritó lo tengo aquí acostado conmigo. Juan Pablo está en Santiago, el doctor que vacuna a la gata y a la perra está de vacaciones y yo tengo que seguir funcionando", sumando a que le dio antiinflamatorios, y que estaba con poco ánimo.

Por último destacó que la familia que atropelló el animal se acercó a él tras el incidente, con el fin de conocer el estado de su mascota. "Qué lindo saber que hay gente que tiene esos detalles", sostuvo el animador.

Su actual condición

Este jueves Castell actualizó las noticias sobre el can, señalando que está un poco mejor y que fue atendido por un profesional.

"Molido y con poca movilidad de tan aporreando. Pero al menos está comiendo, pasó buena noche y ahora lo examinan para descartar daño interno. Al perla le había dado con creerse ágil y ladrarle a los autos que pasan por el camino. Lógicamente le había llamado la atención mil veces y anoche le pasó uno por encima. Se imaginarán el chancacazo y sus gritos cómo se sintieron", partió señalando.

En la misma línea volvió a agradecer a la familia que lo atropelló, detallando el accionar que tuvieron: "Estamos bien, con señales vitales y físicas buenas, lo van a revisar de nuevo con radiografías pero más que nada. Bendita familia que lo atropelló, pararon su auto para ayudar y al cabo de un par de horas, noche avanzada y volvieron para saber cómo seguía el turumbo. Gente buena que lo arregla todo", expresó.

"Gracias a cada una de ustedes que se deshicieron en comentarios, oraciones, datos de veterinarios en Ancud y además tuvieron que bancarse el jugo que di en cámara por lo angustiado que estuve", narró.

Finalmente expresó: "Estamos aporreados en la cabaña, así que hoy toca reposo. Gracias de verdad".

Aquí puedes ver la sensible publicación que compartió:

Cargando más noticias...