Cerrar Publicidad (10s)

Culpables por delito de parricidio, fueron declarados por la justicia los padres de una bebé de tres meses de vida, que falleció en marzo de 2019 en el Hospital Regional de Copiapó.

La investigación del caso la dirigió el fiscal jefe de Copiapó, Christian González Carriel. Él argumentó en la audiencia de juicio oral los medios de prueba reunidos. Entre ellos hubo pruebas testimoniales, periciales y científicas, que permitieron acreditar la actuación de ambos acusados.

Se indicó que, a partir del nacimiento de la víctima, tanto su madre como el padre tuvieron el cuidado personal directo y permanente de la niña. En ese periodo, la víctima fue maltratada de manera reiterada sufriendo fracturas que fueron diagnosticadas como graves. Además, tuvo hematomas y erosiones.

El día 26 de marzo del año 2019, durante la mañana, la niña fue nuevamente agredida por ambos imputados. En esa ocasión sufrió una fractura craneal y muerte cerebral que obligaron a que fuera internada en el Hospital Regional de Copiapó.

La lactante murió el día 28 de marzo de ese año, surgiendo sospechas de parte de los médicos por el historial clínico de la niña. Su muerte se denunció en la Fiscalía Local de Copiapó. Allí se ordenó una autopsia. El procedimiento permitió detectar otras graves lesiones que tenían distinta data.

Fiscalía acusó a ambos involucrados, Aris Escobar Venegas y Almendra Urrutia Ferrera por delito de lesiones graves y menos graves. Además, de ser coautores consumados del parricidio de la víctima, consiguiendo el Ministerio Público que los jueces condenaran a los dos acusados.

Cargando más noticias...