Cerrar Publicidad (10s)

El pasado domingo se realizaron las Elecciones Primarias, las cuales dejaron un sabor amago para el precandidato Mario Desbordes, no solo porque no ganó la elección, sino que en el punto de prensa que entregó tras emitir su sufragio, recibió una desubicada pregunta de un periodista.

"¿Qué se siente ser el único candidato de tez morena de la derecha?", fue la consulta que recibió el representante de RN, la cual fue rápidamente viralizada y causó rechazo en las redes sociales.

Esta consulta se generó de un comunicador de CQC, espacio que tuvo bastante éxito durante la década del 2000, con animadores como Gonzalo Feito, Nicolás Larraín, Felipe Bianchi y Pablo Mackenna.

También te puede interesar: Arturo Vidal aclaró su relación con la periodista colombiana Daniella Durán tras ser vinculados amorosamente

Cabe señalar que si bien el político no respondió a esta consulta, en horas de la noche del domingo se refirió a este tema, mientras se dirigía a saludar a Sebastián Sichel, ganador de las primarias de Chile Vamos.

"Fue una ordinariez. Yo espero que no sea periodista, porque la verdad es que ni siquiera da para los mínimos éticos de un profesional lo que hizo esta gente en la mañana", sostuvo en la oportunidad.

Bajo este contexto el exintegrante del programa de televisión, Pablo Mackenna, se refirió a esto luego de ser invitado a "Noches Velvet", espacio conducido por Francisca García-Huidobro.

El escritor en primera instancia aprovechó de desmarcarse de la versión actual de CQC, la cual es animada por Sebastián Eyzaguirre.

"CQC derivó en un programa de internet que solo aparece para las elecciones. Pero eso es un asunto que hace Wom con ‘Cuchillo’ Eyzaguirre. Yo estoy desmarcado de él hace mucho tiempo", partió señalando.

En la misma línea continuó: "A mí me interesa el humor, esa herramienta es fundamental. Creo que un mundo sin humor es lo más cercano al desfiladero que estamos".

No obstante, Mackenna planeó que el formato original del espacio no sería aplicable a los tiempos actuales en la televisión. "Yo estoy seguro que el programa que hacíamos no se puede hacer porque éramos unos imbéciles (…) Jugábamos en unos limites que aprendimos a controlar. Nos reíamos de todos, de las mujeres. Está bien reírse del político que te roba, pero no de gente de la tele que no le había hecho daño a nadie", sostuvo.

Aquí puedes ver la entrevista completa:

Cargando más noticias...