Cerrar Publicidad (10s)

La Euro 2020 dejó una inolvidable postal para el mundo entero: la complicada situación del volante danés Christian Eriksen. El jugador del Inter de Milan protagonizó un desmayo en plena cancha y los médicos fueron clave para salvar la vida del jugador, quien recibió un desfibrilador en su corazón.

Eriksen fue invitado junto a su familia para presenciar en Wembley la final de la Euro 2020. Además, el personal médico, que salvó la vida del jugador, también está citado al gran partido del fútbol europeo.

El objetivo de la UEFA es realizar un homenaje al mediocampista, quien no sabe si podrá volver a jugar fútbol tras la grave situación vivida en el duelo ante Finlandia. El presidente del fútbol europeo, Aleksander Ceferin, lideró esta iniciativa.

Se espera que ese día, en el duelo final, donde podría estar su amada selección de Dinamarca, asista un total de 65 mil espectadores.

Lee también:

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...