Cerrar Publicidad (10s)

Como una “fiesta democrática” definió la inauguración de la Convención Constitucional la secretaria relatora del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), Carmen Gloria Valladares, quien tuvo el rol de dirigir provisoriamente la primera e histórica a sesión del organismo electo para redactar la nueva Carta Magna, antes de que Elisa Loncón y Jaime Bassa fueran electos presidenta y vicepresidente, respectivamente.

Su trabajo no fue sencillo, sobre todo en la interrupción del himno nacional por parte de algunos constituyentes y la para que vivió la ceremonia debido a los incidentes registrados en las cercanías al exCongreso Nacional, en el centro de Santiago. Pese a ello, salió airosa de la jornada, con felicitaciones de los constituyentes y de una gran cantidad de usuarios en redes sociales.

En diálogo con El Mercurio, Valladares comentó que “cuando comenzó el himno nacional continué con el canto, porque hay que respetar la bandera. Tampoco tenía noticias de lo que estaba ocurriendo afuera y me reclamaban que había gente reprimida, que se estaban afectando los derechos de las personas, y por eso suspendí”.

Lee también:

“Tengo la convicción de que era un acto que debía tener transparencia reconocimiento de todos los ámbitos de la nación. No podíamos estar en un acto tan noble, que recogía la voluntad popular, y al mismo tiempo había personas que estaban siendo reprimidas. No podía compartir eso. Era necesaria la suspensión para que el país pudiera estar en tranquilidad”, agregó.

En esa línea, manifestó que “en ningún momento dudé de que el acto iba a salir adelante, pese a los problemas que tuvimos. La democracia a veces tiene manifestaciones que no nos gustan, pero son parte de la vida nacional. Para eso la gran herramienta es escuchar y eso fue lo que yo hice: escuchar a las personas que me decían que había problemas en la calle”.

En aquel momento, recordó, solicitó información a los servicios de seguridad y al Instituto Nacional de Derecho Humanos, además de instar a convencionales de distintos sectores para que salieran y dieran su opinión de lo que ocurría.

Nunca pensé en suspender la sesión definitivamente; sí pensé que había que tomarse los tiempos suficientes para que la situación volviera a la normalidad”, expuso la funcionaria del Tricel.

Pese a ellos, aclaró que “por supuesto que al comienzo tuve preocupación de que pudiera haber un fracaso, nunca lo sentí, pero existía la posibilidad de que en algún momento esto fracasara. Pero estoy tan convencida de que la gente quiere cambios, ellos mismos van a ser los protagonistas para ayudar a que esto sea posible”.

Trabajo de la Convención Constitucional

Consultada sobre el rol que deben cumplir los constituyentes en la redacción de la nueva Carta Magna, Valladares expuso que “no puedo decirles a ellos lo que tienen que hacer, porque ellos lo saben muy bien. Ellos se prepararon para ser elegidos, reúnen a las distintas posiciones, ellos conocen al país, sus necesidades y sus urgencias (…) Si me lo permitieran, me gustaría decirles, con mucha humildad, que no se olviden que Chile es un país con gente maravillosa”.

Eso sí, destacó que en la instancia se necesitará el diálogo entre los convencionales, ya que “una buena organización los va a ubicar en la experiencia que tengan y van a sacar una gran herramienta jurídica. Siempre, y en todo lugar, es necesario el diálogo”.

Finalmente, sobre sus expectativas de la nueva Constitución, expuso que espera una con enfoque en la justicia y la igualdad, elementos, que a su juicio, no han sido considerados en otras constituciones, por distintos factores.

“Que se logra una Carta que guíe el destino de las próximas generaciones en justicia, igualdad, en respeto a algunas situaciones que no se han considerado en otras constituciones, por distintos factores: políticos e históricos”, cerró.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...