Cerrar Publicidad (10s)

Una angustiante situación están viviendo al menos 35 locatarios del borde costero de Caleta Tumbes en la comuna de Talcahuano. De acuerdo a lo que informaron, en su mayoría trabajadoras del sector gastronómico, fueron notificadas por la autoridad marítima para que desalojen el lugar.

La secretaria de la Sociedad de Pescadores Artesanales de Caleta Tumbes Ltda., María Magna, sostuvo que están bajo un escenario de completa incertidumbre por un posible desalojo futuro.

"Nosotros somos 35 locatarios que estamos en el borde costero de Caleta Tumbes. Hasta antes de la pandemia se nos daba el 'permiso de escasa importancia' que lo daba la Gobernación Marítima; y por el tiempo de la pandemia ya no se pudo seguir sacando los permisos (...) Después retomamos el trabajo porque el bolsillo no dan para tanto", expuso la dirigente. Asimismo, acusó que por pandemia Directemar no les da el permiso, "que es un permiso estival", indicó.

Lee también:

María Magna agregó que en marzo comenzaron a llegar las notificaciones de desalojo por estar ocupando el terreno de forma ilegal "y esto viene nada más que a consecuencia del proyecto de borde costero que viene hacia Caleta Tumbes que implica una costanera", explicó.

Producto de la incertidumbre de las trabajadoras, se concretó una reunión de trabajo entre autoridades marítimas, comerciantes, el diputado Gastón Saavedra, la Dirección de Obras Portuarias (DOP) y el municipio de Talcahuano.

El Capitán de Puerto de Talcahuano, teniente 1° Juan Pablo Leiva, aclaró que en este minuto no hay ninguna orden de desalojo en el sector, pero sí precisó que notificaron a las personas.

"Se encuentran emplazados -los locatarios- en una destinación marítima que cuenta la Dirección de Obras Portuarias para materializar un proyecto de la Caleta Tumbes. Como se encuentran dentro de la destinación marítima, en este minuto están catalogados como ocupantes ilegales, porque no cuentan con una concesión marítima para poder desarrollar sus actividades", explicó el uniformado.

Asimismo, expuso que tras las reuniones de coordinación, se acordó que los vecinos deben solicitar un 'permiso de escasa importancia', para "poder regularizar su situación hasta que se den inicio a las obras del proyecto en cuestión (...) El reglamento permite usos compartidos dentro de una misma destinación, pero tienen que presentar un pronunciamiento a la DOP que acredite que no hay inconvenientes para el desarrollo de la actividad. Ellos tienen que presentarlo a la brevedad".

El permiso temporal se extiende por un año y permite a los locatarios realizar sus actividades en el lugar, sin embargo, de acuerdo con el Capitán de Puerto, a la fecha no hay ninguna solicitud formal para obtener el documento.

Proyecto de Costanera en caleta Tumbes

Consultado por el tipo de proyecto que se pretende levantar en el borde costero de la caleta, el director regional de Obras Portuarias del Biobío, José Piña Faúndez, detalló que se "pretende generar un proyecto de mejoramiento, el cual es un proceso largo que incluye actividades de participación ciudadana y diversas conversaciones con la gente que actualmente utilizan el sector, como los pescadores, armadores y dueños de estos kioskos".

"Tenemos que llegar a acuerdos de cómo distribuir el espacio y cómo zonificar este sector. Mientras tanto, este es un proceso largo que dura aproximadamente dos años, los locatarios de los kioskos pueden continuar trabajando en esa zona siempre y cuando soliciten los permisos de escasa importancia según corresponda y cumplan con la normativa", concluyó.

Por esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...