Cerrar Publicidad (10s)

Este último tiempo hemos evidenciado la evolución que ha tenido el rol de la mujer en el mundo del trabajo, en el hogar, como esposa, compañera y como madre. Así como las mujeres y el rol en la crianza han atravesado un proceso transformador, el rol del hombre por su parte también ha tenido cambios significativos en la forma de relacionarse y ejercer su rol como padre. 

Históricamente la paternidad y rol del hombre en la crianza, no ha estado exento de barreras culturales, estereotipos y sesgos. La representación de su rol parental se ha mantenido por años fuertemente ligada al rol de protector y proveedor. Reforzando una figura fuerte e imponente que no se permitía mostrar emociones e involucrarse públicamente en el cuidado y en actividades lúdicas con sus hijos e hijas. En en algunos casos, la paternidad ausente de contacto físico se sostenía solo en la obligación económica de proveer alimentos.

Ese imaginario de padres, que aún existe en las familias chilenas, de a poco ha ido dando un paso al costado, para dar pie a un padre más presente, sensible y capaz de desempeñar el mismo trabajo de cuidados que antes solo se le atribuía a la mujer. Uno que no “ayuda”, sino que solo asume el rol de adulto responsable en el hogar y en la crianza de sus hijos e hijas. 

Lee también: Descentralización en serio

En una nueva conmemoración del Día del Padre, queremos destacar la importancia de la corresponsabilidad como parte de un proceso de creación colectiva en la vida de las personas y sobre todo de nuestros hijos e hijas. Es fundamental que como sociedad generemos las condiciones sociales y legales para asumir el cuidado como un elemento central para el desarrollo integral de las futuras generaciones. 

Desde el SernamEG, les deseamos un Feliz día del padre a todas aquellas personas que a diario ejercen su paternidad. A aquellas personas que cuidan, que se involucran, que acompañan, guían, juegan y apuntan a cambiar el viejo modelo familiar estereotipado, por uno más amigable, equitativo e igualitario. 

Es tarea de todos y todas fortalecer la igualdad y la corresponsabilidad en la crianza y en el trabajo doméstico para dar paso a una sociedad más justa y equitativa para hombres y mujeres.

  • Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...