Cerrar Publicidad (10s)

No duró nada. La Fiorentina tiene un gran problema en la Serie A. El equipo del volante de la "Roja", Érick Pulgar, se quedó sin técnico. El italiano Gennaro Gattuso se molestó por no poder decidir sobre los refuerzos del club y dejó su puesto a 23 días de firmar en el cuadro viola.

En un comunicado, la "Fiore" admitió que "decidimos no empezar la próxima temporada. El club empezó a buscar técnico, que lleve al equipo hacia los resultados que nos merecemos".

El desacuerdo se produjo entre Gattuso y la directiva del club, ya que el manager Nicolás Burdisso tenía que ofrecer jugadores y esa situación le molestó a "Rhino", quien quería tener el control absoluto del equipo.

Lee también:

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...