Cerrar Publicidad (10s)

El nuevo Gobernador de la Región del Biobío, Rodrígo Díaz Wörner, realizó una campaña independiente y según el Servel -tras el 100% de los votos escrutados- ganó con un 74.33% de los sufragios correspondiente a 87 mil 733 votos en el Distrito 20 y en el Distrito 21 con el 65%.

"Estoy muy agradecido, tranquilo con mi consciencia por qué hice buena política, propuestas sin descalificaciones y esto es muy importante, sobre todo por el tiempo en el que estamos viviendo", expresó. Además, aprovechando su cumpleaños 54, el nuevo Gobernador de la Región del Biobío indicó que "mi mejor regalo es mi familia. Este es un gran regalo y es una gran responsabilidad y honor para mí".

De igual forma, Díaz, quien logró sortear esta elección con colores propios y dejando atrás su militancia en la Democracia Cristiana, aseveró que "nuestra victoria fue amplia y bien lograda. Estoy esperanzado y tomo este triunfo de gran manera. Hicimos una apuesta, irnos por el camino difícil y no acepté ir por algún partido político. Mi apuesta es que sé que es posible contribuir al sistema político como independiente, para evidenciar las desigualdades y, de paso, profundizar la democracia. Hay que reducir las brechas".

Uno de los mensajes más importantes para Díaz es erradicar el centralismo y, de paso, integrar la cultura ecológica y de sustentabilidad en la Región de Biobío. "El centralismo es una forma de gobernar que le hace mucho daño al país. Las respuestas llegan tarde, son mal diseñadas, porque la gente no conoce el territorio (...) La gente de nuestra zona necesita respuestas y creo que el delegado presidencial es una figura inoficiosa. Siento que debemos potenciar la regionalización y pienso que las intendencias no tienen sentido y mejor debería existir un Seremi de Gobierno Interior".

Lee también:

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...