Cerrar Publicidad (10s)

Un grupo de vecinos de la localidad de Rafael, en la comuna de Tomé, se tomaron la escuela del pueblo en señal de protesta. Acusan la reactivación del proyecto de instalación de un vertedero en el sector, interrumpido en 2001.

“Acá en Rafael, la gente se tomó la Escuela como una forma de presionar. Porque el proyecto del vertedero se supone que estaba parado”. Así dio cuenta de lo sucedido Humberto Belmar, vocero de los manifestantes.

En ese sentido, el dirigente indicó que fueron los propios vecinos quienes se percataron de la irregular reanudación de la iniciativa. “No le avisaron a ningún vecino. No hubo participación ciudadana. Nos dimos cuenta por casualidad. Acá llegó Biodiversa días atrás, con la excusa de que iban traer fertilizantes”, relató.

Al respecto, Belmar explicó que “lo encontramos sospechoso, porque justo se iban a instalar al lado del fundo que compró Hera Biobío para poner el vertedero”.

Fue así como, tras una breve investigación, los habitantes del sector confirmaron sus sospechas. “Nos dimos cuenta de que Hera Biobío tiene todo tramitado. Todos los permisos al día. Incluso tienen el estudio de impacto ambiental”, señaló Belmar.

Lee también: Rucalhue, la historia de un grupo de jóvenes que lucha contra la instalación de la cuarta central hidroeléctrica en el Río Biobío

Con esos antecedentes, la empresa gestora del vertedero se encontraría  reiniciando la implementación del proyecto. Eso sí, sin informar a los vecinos del sector. “En cualquier momento llegan y se instalan. Y lo están haciendo justo ahora, en este periodo. Pero todo camuflado, sin avisarnos”, alegó el vocero.

Por todo eso, el grupo manifestante informó que se encuentran pidiendo a las autoridades regionales y nacionales que intervengan en el asunto. En concreto, contactaron al Servicio de Evaluación Ambiental, a la Superintendencia de Medio Ambiente y a la Seremi de Medioambiente.

Su requerimiento es uno principalmente. Desean recibir información sobre los planes de Hera Biobío respecto de la ejecución del proyecto. “A través de la ley de Transparencia, pedimos que se nos informe de los últimos movimientos que ha hecho Hera Biobío en relación con el fundo en el que pretenden poner el vertedero”, declaró Belmar.

Los vecinos tienen claro que, bajo ningún concepto, el proyecto supone un beneficio, ni para ellos, ni para el sector. “Este proyecto no va a ser un vertedero, va a ser un basural. No es como en otros países donde se recicla la basura, se le da trabajo a gente, se paga por el material reciclable, la materia orgánica. Eso no existe aquí”, argumentó el dirigente.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo clic aquí.

Cargando más noticias...