Cerrar Publicidad (10s)

Se llamaba David Dushman. A los 98 años de edad, falleció este sábado y junto a él se llevó un pedazo importante de la historia moderna. Y es que David era el único soldado que seguía vivo entre quienes liberaron a los prisioneros del campo de concentración de Auschwitz.

El 27 de enero de 1945 fue un día que lo marcó para siempre. Junto a sus compañeros soldados soviéticos, demolió con su tanque T-34 la valla electrificada que en el Auschwitz-Birkenau privó de libertad a incontables seres humanos.

"Cada testigo que nos deja es una pérdida. Pero la despedida de David Dushman es particularmente dolorosa”. Así lamentó su fallecimiento, la presidenta de la Comunidad Religiosa Israelí de Múnich y Alta Baviera (IKG), Charlotte Knobloch.

En esa línea, la autoridad alemana manifestó que “David formó parte de los liberadores del campo de concentración, con quienes salvó incontables vidas. Y actualmente era uno de los últimos que podía hablar de este acontecimiento desde la propia experiencia".

De origen judío, Dushman vivió los últimos 25 años de su vida en la ciudad alemana de Munich. Allí con frecuencia acudía a escuelas en calidad de testigo de la guerra. Era una labor muy importante para él.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...