Cerrar Publicidad (10s)

Destini Crane se transformó en otra víctima más de la ola de desafíos peligrosos que se han difundido en TikTok.

La chica de 13 años se encuentra en una sala de cuidados intensivos con quemaduras de tercer grado y respirando por un traqueotomo.

Crane lo que quiso hacer fue imitar el “Fire Mirror Challenge”, en el que rocían un espejo con líquido inflamable, luego le acercan un encendedor y apagan la luz para grabar la llama, según explicó el diario La Razón.

La niña de Oregon, Estados Unidos, se encerró en el baño para realizar el desafío, ya que había visto a otros jóvenes en la red social que lo habían logrado con éxito. La niña llevó alcohol al baño para hacer el desafío, pero en segundos todo se encendió.

“Estaba en la sala hablando con mi mamá y la escuché gritar mi nombre, así que fui y abrí la puerta del baño y todo estaba en llamas. Destini estaba en llamas. Las cosas en el baño estaban en llamas”, rememoró la madre, Kimberly Crane.

Rob Garrison, uno de los bomberos que auxilió a la niña, indicó que el reto pone en peligro a la persona que lo hace y su entorno.

“Esta es quizá una de las cosas más peligrosas que he visto en mi vida. Cuando la piel se prende por el fuego solo tarda segundos en quemarse”, señaló.

Lee también: Pequeño héroe: Niño de 7 años nadó por más de una hora para salvar a su familia

“Fue irreal, te rompe el corazón... no creo que nadie quiera ver a su hija cubierta en fuego. Fue horroroso", confesó la madre a medios locales. En ese sentido, pidió a los padres estar muy atentos a lo que están haciendo sus hijos.

Destini no puede ver, ni hablar aunque ha habido un progreso lento desde el pasado 16 de mayo, cuando le ocurrió la tragedia. La familia, por su parte, decidió abrir una cuenta de GoFundMe para recaudar dinero y cubrir los gastos.

Revisa el reto viral aquí.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...