Cerrar Publicidad (10s)

Ni la pandemia pudo detener las propuestas y objetivos que el PTI Berries Biobío Centro se propuso para los productores a nivel regional. Es que la necesidad de impulsar el rubro culminó con avances significativos que perdurarán en el tiempo para entregar mejoras en la industria local.

Entre las metas se lograron decenas de cursos de innovación, talleres para mejorar y optimizar los recursos, como también la ardua lucha contra el COVID para seguir funcionando a la perfección, fueron la tónica y motor durante la duración del programa. Además, de potenciar la profesionalización y la asociatividad fue el resultado del exitoso desempeño realizado durante los tres años de trabajo.

En ese sentido, Claudio Sepúlveda, presidente del Comité Ejecutivo del PTI Berries Biobío Centro, agradeció la colaboración de los 82 productores regionales que se sumaron y participaron al programa, resaltando los logros más importantes.

“Para nosotros los logros más importantes que tuvimos dentro del programa fueron principalmente dos. El primero es el trabajo realizado con los frambueseros. Ellos estaban más enfocados en la agricultura familiar campesina, que veía muy lejos como poder desarrollarse productiva, económica y profesionalmente y se veían más cerrados en su rubro”, apuntó Sepúlveda.

Además, manifestó que “sin embargo, realizar estas reuniones, juntarse y capacitarse con el PTI, les demostró que podían alcanzar metas mucho más altas y están muy agradecidos de haber participado del programa y haber crecido como personas, productores.

El segundo hito, que destacaron todos los integrantes del programa fue el apoyo en la conformación de la Asociación Gremial Aproberries, que fue pionero en la provincia de Biobío, donde pese a ser una zona frutera, no existía ninguna en su clase y la conformación de esta le entrega el poder de mejorar el rubro en conjunto, bajo el alero de la Sociedad Agrícola de Biobío (SOCABIO).

Por su parte, el Seremi de Agricultura, Francisco Lagos, destacó que “este programa, que contó con el apoyo económico de Corfo, permitió la asociatividad entre los productores de berries en Biobío, que es un uno de los ejes del Ministerio de Agricultura. El PTI Berries permitió apoyar y gestionar toda la cadena de valor para crear lazos entre los diferentes actores, incrementando sustancialmente la productividad, calidad y comercialización, aportando en la creación de capital social y valor colaborativo.

“Además, tuvo importantes logros y dentro de ellos es necesario destacar la conformación de la Asociación Gremial Aproberries Biobío que perdurará en el tiempo y que pondrá en primer lugar a la producción y comercialización de berries en la Región”, cerró la autoridad de Gobierno.

Mientras que Carlos Muñoz, gestor técnico del PTI Berries Biobío Centro, concluyó el programa muy satisfecho, habiendo logrado un punto importante.

 “La finalidad de un PTI es que no muera como figura, sino que se logre mantener la asociatividad conseguida. No es tan común que se logre, y es el propósito que Corfo también buscaba, concretar la asociatividad, y para conseguir esa figura claramente teníamos que tener el apoyo de los productores y se encontró la motivación”, resaltó Muñoz.

Las autoridades del PTI Berries concuerdan que este año pese a la pandemia se logró realizar proyectos y se mostraron contentos con los resultados, como también se cumplieron las metas, y lo más importante, no se perdieron los vínculos entre los productores.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...