Cerrar Publicidad (10s)

Paulina Assmann es el rostro del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación en el Biobío, cartera que ha hecho significativos aportes en el combate actual que se libra contra la pandemia, a nivel nacional y también local.

En la región del Biobío, los aportes se resumen en ventiladores mecánicos, nuevas estrategias para detectar el Covid y también en técnicas para cuidarse.

La Seremi de la cartera en la Macrozona Sur -De O'Higgins a Biobío-, Paulina Assmann, en conversación con Sabes.cl señaló que "lo que nos mostró esta pandemia es cómo la ciencia, tecnología, conocimiento e innovación son importantes para enfrentarla". En esa línea, agregó que uno de los ejemplos más icónicos son las vacunas.

De la región salió el primer ventilador mecánico

Respecto al desarrollo local, específicamente a nivel regional, Assmann señaló que hubo mucho de éste, que permitió ayudar al combate contra el virus.

"Un ejemplo es cuando el año pasado, en febrero, empieza la compra de ventiladores porque se veía que podía escasear. Los aviones iban con rutas ocultas porque tanto los ventiladores como los PCR se quedaban retenidos en los países de escala por escasez", señaló.

Ahí entró la Universidad de Concepción, que trabajó en conjunto con Asmar para tener un ventilador mecánico lo antes posible ante la emergencia de que pudiera faltar.

De esta manera desde la región del Biobío salió el primer ventilador y que cumplía a cabalidad con todas sus funciones. En concreto, el aporte efectuado por Asmar y UdeC fueron 10 ventiladores que se entregaron al Hospital Regional.

Assmann también se refirió a una problemática que hubo con los escudos faciales. Sobre el punto, expuso que "la Macrozona se unió en esto y los distintos centros tecnológicos empezaron a imprimir escudos faciales para abastecer a centros de salud u otras instituciones que pudiesen requerirlo".

Otro hecho fue que en la región del Biobío hubo una emprendedora que ganó el reto de Innovación de Protección Personal y que obtuvo los fondos para poder hacer mascarillas con tecnología de cobre que son antibacterial.

Desarrollo investigativo

El Ministerio también aportó con los fondos Covid y de ahí salieron investigaciones importantes tales como ver el avance de la disminución de la huella de carbono durante la pandemia, que son "conocimientos que son importantes para las metas que tenemos como país a futuro", recalcó Paulina Assman.

También la Unidad de Desarrollo Tecnológico de la UdeC realizó mascarillas biodegradables e incompostables, que se hicieron través de fondos que entregó el Ministerio. La Universidad del Biobío, en tanto, ganó un proyecto sobre la distribución urbana.

La gestión de la Seremi también pudo concretar reuniones con distintos científicos que han aportado en la pandemia con información y evidencia respecto a las proyecciones del Covid-19; a fin de dejárselo como herramienta a los gobiernos regionales.

También hubo un Consejo de Desarrollo Urbano, que aportó con la información de las comunas para saber cómo hacer cuarentenas más efectivas. "Ahí se trabajó con los alcaldes para acercar los servicios, por ejemplo las ferias libres, a lugares donde no había abastecimiento", señaló.

Semáforo Poop Covid-19

"Los científicos han estado muy comprometidos con esto; y una de las iniciativas que se lideró como Seremi a nivel macrozonal era poder aportar con las capacidades científicas existentes a la detección del Covid-19 lo antes posible, buscar nuevas maneras estratégicas de poder colaborar al Ministerio de Salud y en eso nace el Semáforo Poop Covid".

Al respecto, Paulina Assmann detalló que primero se dio en Chillán, en un trabajo conjunto entre la UdeC y la Seremi de Salud. El piloto fue de tres meses y en lugares puntuales, como la cárcel y Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores. Luego, este se implementó en San Pedro de la Paz.

Lee también: Ministro de Ciencias, Andrés Couve, explicó todo lo que hay que saber del semáforo Covid en San Pedro de la Paz | Sabes

"Desbaratamos ocho brotes con este sistema de vigilancia en las aguas residuales y lo que se detectó el año pasado fue que una persona al tercer día de contagio ya eliminaba por las heces y una vez que ya empieza a liberar es porque comienza a contagiar", agregó.

Este método, según detalló, es complementario para poder guiar la búsqueda activa y por otro lado, tener información de tiempo real sobre lo que está pasando con la gente.

"Esta ha sido una experiencia innovadora y estratégica para poder usar los recursos públicos. Abre una ventana para ver los otros tipos de virus como la hepatitis o el uso de drogas", complementó.

Actualmente se está trabajando para demostrar lo efectivo que es este semáforo epidemiológico y además, el presidente del Consejo Regional, Patricio Lara, lidera para que se pueda financiar en toda la región.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo clic aquí.

Cargando más noticias...