Cerrar Publicidad (10s)

Vecinos del sector de Escuadrón en la comuna de Coronel denunciaron recientemente que la laguna de Quiñenco se está quedando sin agua.

El Comité de Defensa de los Humedales, Esteros y Lagunas de Escuadrón ha sido el encargado de visibilizar la problemática. Sus registros han contribuido a  alertar a las autoridades sobre la situación en que hoy se encuentra el cuerpo de agua.

“La laguna Quiñenco este último tiempo ha presentado una evidente falta de agua. Es impresionante. Llevo más de 10 años recorriendo ese lugar, y es la primera vez que noto tal escasez de agua. Es dramático”, comentó al respecto Cristián Acosta, miembro del Comité.

En esa línea, el dirigente señaló que “es algo que nunca se había visto. Hemos hablado con lugareños del sector que llevan más años que nosotros, agricultores, campesinos. Ellos dicen que nunca antes se había visto una sequía tan impresionante como esta”.

Un problema profundo

La empresa Essbio emplea la laguna Quiñenco como una de sus 14 fuentes productivas para abastecer de agua a Coronel. Según la entidad, dicha laguna aporta alrededor del 20% del total. 

Con ese antecedente, Essbio indicó este lunes que la ostensible disminución de volumen del cuerpo de agua respondería a un fenómeno habitual en esta época del año. Mediante un comunicado, aseguraron que “en los últimos años, durante abril y mayo es donde históricamente se registran los niveles más bajos de agua”.

En el documento, detallaron que, incluso, los índices en la laguna “han mejorado respecto de 2020”. Asimismo, puntualizaron que “habitualmente los niveles comienzan a estabilizarse durante estas fechas”.

No obstante, desde el Comité de Defensa de los Humedales del sector de Escuadrón plantean expectativas mucho menos optimistas. “Por la cantidad de agua que falta y con las escasas lluvias es muy difícil que la laguna se vaya a recuperar”, expresó Acosta.

Por su parte, la Dirección General de Aguas (DGA) de la región del Biobío ha tomado recientemente cartas en el asunto. Alertados por la ciudadanía, la Unidad de Fiscalización del organismo envió este lunes a un equipo para estudiar el sector.

“Venimos a verificar y realizar una inspección visual, con motivo de las diversas denuncias realizadas por la ciudadanía. Específicamente, por su preocupación por los descensos en los niveles de agua del cuerpo lacustre”, informó el jefe de la Unidad, Matías Mendoza.

De acuerdo con el experto, el procedimiento desplegado consistió en la recopilación de antecedentes visuales. “Levantamos información en terreno en base a fotografías y videos. Verificaremos en gabinete si existen algunos derechos de aprovechamiento o de extracciones ilegales de agua en el sector”, anticipó Mendoza.

En ese sentido, la autoridad precisó que determinarán si corresponde emprender una fiscalización de oficio o comprobar si el descenso en el nivel de agua se debe a la sequía.

El síntoma de algo más grande

Respecto del reciente arribo de la Dirección General de Aguas para investigar el caso, en el Comité de Defensa de Humedales, Esteros y Lagunas creen que la situación atípica. “Uno escucha las declaraciones del inspector, y ellos dicen que llegaron acá a raíz de las fotos que se han visto en las redes sociales”, manifestó Acosta.

Sobre esto último, el dirigente profundizó en que “con eso dan a entender que si nosotros no hubiésemos metido ruido, si no hubiésemos tomado imágenes ni efectuado la denuncia, ellos no se hubieran dado cuenta de lo que estaba pasando”.

La organización vecinal coincide con la DGA en que la sequía tiene mucho que ver en este asunto. Pero además suman otra posible causa, de la que, acusan, poco se habla. “Un factor importante que no se menciona mucho es la industria forestal. La laguna se ubica a los pies de la cordillera de Nahuelbuta y su principal alimentación son las lluvias. Entonces, cuando llueve toda el agua que proviene de la cordillera se la lleva el monocultivo”, declaró Acosta.

En relación con sus demandas, el Comité de Defensa del sector pide que se regule prontamente la situación de las industrias que impactan en la naturaleza de la comuna. Y lo piden en general, porque para sus integrantes los efectos negativos que propician algunas empresas van más allá de un sector en particular.

Precisamente en ese sentido, indicaron que problemáticas como la que hoy ilustra la laguna Quiñenco responden a un fenómeno sostenido en el tiempo. “Tuvimos una reunión con un concejal de la comuna, que trabajó como delegado presidencial de Asuntos Hídricos en la región. Él nos indicó que hay estudios que desde hace años vienen alertando sobre esta situación, sobre los acuíferos que se están secando, se están acabando”, detalló Acosta.

De lo anterior, el dirigente medioambiental concluye que “con eso, nos damos cuenta de que casos como el que ocurre en la laguna de Quiñenco son síntoma de algo más grande. Algo que está ocurriendo a un nivel más profundo”.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...