Cerrar Publicidad (10s)

Un test de ADN reveló a una mujer en Estados Unidos que su padre biológico sería el ginecólogo de su madre. 

En 1983, el médico Martin Greenberg, hoy de 73 años,  asistió a Bianca Voss en un proceso de inseminación artificial. Producto de ello, nació su hija Roberta.

Esta última pasó décadas sin conocer la identidad de su padre. Hasta que, en 2020, decidió realizarse un test para obtener luces sobre sus ancestros. Así fue como la madre de Roberto reconoció que su donante de esperma fue Greenberg.

Producto del hallazgo, madre e hija presentaron este miércoles una denuncia en contra del obstetra. Alegan que este último inseminó con su semen a Bianca sin su consentimiento.

De acuerdo con el documento judicial, difundido por el NY Post, "la demandante nunca habría aceptado que el acusado utilizara su propio esperma para fecundarla". Eso sí, en el escrito se reconoce que la mujer no puso una restricción explícita sobre potenciales donantes.

Respecto del impactante caso, Roberta, en conversación con NBC News, comentó que "es horrible mirarse al espejo y ver a la persona que violó a mi madre.  Veo su cara cada vez que me miro al espejo”.

Por último, junto a su madre, la mujer quiere tener acceso al historial clínico de Greenberg. Y es que se percataron de  que el hijo de este último falleció a una edad temprana.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...