Cerrar Publicidad (10s)

Un voluntario de la Segunda Compañía de Bomberos de Osorno retornaba de un incendio cuando fue víctima de un grupo de asaltantes.

El grupo de tres antisociales perpetró un portonazo. En él, mediante amenazas e intimidación, los delincuentes consiguieron sustraer el automóvil del bombero.

En su interior, el Toyota Fortuner transportaba implementos propios del oficio del funcionario. Se hallaban su uniforme vikings y su casco marca Schuberth.

Apenas instantes de ocurrido el ilícito, Carabineros y civiles dieron inicio a una persecución para dar con los ladrones. Fue así como, a través de información compartida por los propios automovilistas, se logró establecer la ruta que, presumiblemente, seguiría el vehículo robado.

Bajo asedio, el trío de delincuentes consiguió llegar hasta la Ruta 5. No obstante, de acuerdo con Radio Biobío, una situación no planificada por los asaltantes devino en su posterior captura. Tuvieron que detenerse debido a la falta de combustible.

De este modo, Carabineros consiguió recuperar el automóvil y, asimismo, detener a los ladrones. Actualmente, el vehículo es investigado en el Ministerio Público. Los delincuentes, en tanto, a disposición de la justicia.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...