Cerrar Publicidad (10s)

La policía de Sydney, en Australia, hizo público este jueves un perturbador descubrimiento. Se trata del cuerpo momificado de un hombre identificado como Shane Snellman.

Los restos del hombre se encontraron hace dos años en la casa de Bruce Roberts, un acumulador compulsivo fallecido en 2017. Sin embargo, recién esta semana, tras una exhaustiva investigación, el aterrador caso salió a la luz.

 La manera en que ambos personajes de la historia se conectan es sencillamente inquietante. Resulta que Snellman era un ladrón que intentó robar a Roberts en el año 2000. 

No obstante, la carrera delictiva de Snellman terminó ese mismo día.  Roberts, a quien veía inicialmente como víctima, resultó ser su victimario. Le quitó la vida sin dudarlo.

Integrado a la colección de Roberts y junto a 70 botellas de desodorante ambiental para disimular el olor, yacía el cadáver de Snellman. Y así fue hasta la muerte de Roberts, a causas naturales.

De acuerdo con el medio australiano ABC, a Roberts se le tenía por “un acumulador extremadamente compulsivo, solitario y socialmente torpe, que rara vez salía de su casa”.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...