Cerrar Publicidad (10s)

Este martes la Cámara de Diputados y Diputadas discutió y votó el proyecto de reforma constitucional que plantea la creación de un impuesto con una tasa del 2,5%, pagadero por una sola vez por aquellos patrimonios superiores a 22 millones de dólares (más de 16 mil millones de pesos).

A la vez, el oficialismo planteó la idea de hacer rebajas diferenciadas al Impuesto al Valor Agregado a aquellos bienes de primera necesidad como los combustibles, alimentos, productos sanitarios, hotelería, asistencia sanitaria y dental, servicios de estética y belleza integral, servicios y establecimientos deportivos (como los gimnasios), flores y plantas ornamentales, y servicios y empresas funerarias.

Desde la oposición realizaron un llamado directo al Gobierno y particularmente al Presidente Sebastián Piñera a apoyar esta iniciativa y dar un ejemplo de contribución al sector más rico para ayudar a disminuir la desigualdad. A su vez, estimaban que esta idea permitiría el financiamiento de una Renta Universal de Emergencia que habilite a las familias más pobres del país para cumplir con las medidas sanitarias restrictivas de movilidad producto de la pandemia del Covid-19.

Lee también

Llegado el momento de la votación, las diferentes propuestas de la oposición no avanzaron a su siguiente trámite constitucional por falta de quórum pues requería de 92 votos, es decir, al menos 3/5  de los diputados y diputadas.

Finalizada la sesión, la diputada Camila Vallejo explicó lo sucedido en el Hemiciclo.

“Toda la propuesta de la oposición del impuesto al patrimonio de los supermillonarios que tendrían que pagar 2,5% de impuesto sobre los 22 millones de dólares, se cayó. El aumento del impuesto a las grandes empresas de un 3% adicional también fue rechazado, la eliminación de dos exenciones tributarias también se rechazó. Rechazaron todas las propuestas que apuntaban a que los más ricos pagasen más impuestos en esta pandemia. Es vergonzoso y lamentable. No entendieron nada y la ciudadanía seguirá pasándoles la cuenta”, adelantó.

La Cámara Baja sí aprobó la reforma que permite la implementación de un  IVA diferenciado, duranta la duración de la pandemia, a los productos de primera necesidad de modo tal que por ejemplo el pan, la harina, los huevos, la leche, el queso, las frutas y las verduras, además de las legumbres en el área de la alimentación;  los medicamentos, prótesis, órtesis e implantes para personas en situación de discapacidad,  así como los servicios relativos a teleasistencia y ayuda a domicilio, junto a los libros, diarios y revistas no publicitarias solo estén afectos a un 4% de tributación.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...