Cerrar Publicidad (10s)

La mayoría de los chilenos han querido formar parte de este proceso eleccionario histórico y son varios quienes han tenido que recurrir a otra región para ejercer su voto. Este último fue el caso de Tatiana Hernández, quien vive en la comunidad de Niguén, en Tirúa y tuvo que viajar hasta Santiago para poder sufragar.

Su historia la dio a conocer a través de redes sociales, donde compartió una imagen de ella junto a su madre y escribió que se encontraba feliz y esperanzada, pese al viaje maratónico que tuvo que realizar.

En diálogo con Sabes.cl, Tatiana Hernández, quien forma parte del Laboratorio de Equidad y Género, habló sobre su motivación para hacer este largo viaje.

Al respecto, señaló que se debió a que no quería quedar fuera de este proceso, dada la importancia que tiene por su calidad de histórico y porque quería hacer valer su voto. Para ella "era impensable" quedarse atrás en estas elecciones.

Respecto a su aguerrido viaje, donde tuvo que recorrer extensos kilómetros, ella contó que la fueron a buscar a Tirúa a las 6:30 de la mañana para llevarla al aeropuerto.

Al llegar a Santiago, se juntó con su madre en el Liceo Experimental Manuel de Salas. Allí cada una encontró su mesa e iban con la decisión ya hecha sobre sus votos.

Tatiana indicó que sus votos fueron mayoritariamente por mujeres, dado que tanto ella como su madre son feministas y el viaje de regreso se efectuó el mismo día, llegando a su comunidad a las 21:00 horas.

Había abordado el último vuelo que salía desde Santiago a Temuco y luego realizó el traslado desde la capital de la Araucanía hasta Tirúa.

Lee también: A última hora: votantes llegan en masa a sufragar en la recta final de las elecciones

"Para mí valió totalmente la pena realizar este viaje. La sensación que tuve fue como cuando uno carretea toda la noche, pero uno dice 'qué bien lo pasé, lo comido y lo bailado no me lo quita nadie', es como la misma sensación". agregó.

"También está la felicidad y la esperanza de poder ir, votar y saber de que alguien se la va a jugar por mi proyecto colectivo feminista", puntualizó al respecto.

Consultada de por qué no se cambió de domicilio electoral, la votante explicó que "yo no me cambié de circunscripción porque iba a votar en Santiago en la primera fecha. Yo me cambiaba los primeros días de abril y empecé a vivir desde el 9 de abril en Tirúa".

Tatiana declaró estar feliz viviendo en Tirúa, a eso le sumó que hará el cambio respectivo de circunscripción electoral y también mantiene esa felicidad al saber que pudo elegir a una persona muy importante para ella -que representa sus ideas- en este proceso eleccionario histórico.

Etiquetas:
Cargando más noticias...