Cerrar Publicidad (10s)

Una situación insólita se vivió esta mañana en el Liceo Darío Salas, en la comuna de Santiago, región Metropolitana, en el marco de las mega elecciones de este fin de semana.

Resulta que las cámaras secretas en donde se emiten los votos no son tan secretas. Y es que las estructuras al desnudo. No poseen cortinas que aseguren la privacidad de los votantes.

Solo una lámina de tela separa las cámaras contiguas, pero el resto de las paredes de las mismas están al descubierto. Anonadados, las personas deben marcar sus preferencias mientras se cubren con las manos.

En el local de votación se encontraba sufragando el candidato presidencial Carlos Maldonado. Consultado por 24 horas, el candidato se tomó la situación con humor. “Uno siempre es partidario de la privacidad, pero en el momento del voto, se requiere privacidad”, bromeó.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...