Cerrar Publicidad (10s)

El Colegio Marina de Chile en la ciudad de Concepción adoptó una nueva medida para facilitarle la votación a los adultos mayores que tenían el recinto educacional como local de votación. Esta consistió en bajar las mesas del tercer piso al primero.

En el horario preferente de adultos mayores, son muchos de ellos los que asisten a su local de votación para emitir sufragio. Algunos incluso llegan en sillas de ruedas, lo que les dificulta subir hasta un tercer piso. Es por esa razón que en el colegio tomaron la decisión de bajar sus mesas, permitiendo que los adultos mayores voten en el pasillo y luego su sufragio llegue a la urna.

Patricia Carvallo fue una de las votantes -con movilidad reducida- que requirió que le bajaran los votos y señaló que cuando lo hizo "me dijeron que ningún problema, lo bajaron. Vinieron los tesoreros y presidentes a bajarme los votos".

En esa línea, agregó que "después yo pedí tomar una foto porque quería asegurarme de que mi voto iba a caer en la urna", pero le dijeron que no y explicó que uno del Servel se encargó de remitir su voto en la urna correspondiente, que confió en él para hacerlo.

Por otra parte, facilitadores del Servel confirmaron que personas votaron en el pasillo y que luego se habilitó una sala para que las personas votaran.

Otro hecho que llamó la atención es que en el local de votación no se cumplió a cabalidad con el protocolo establecido para sellar las urnas, hecho que quedó en evidencia en una fotografía donde se ve claramente que están mal selladas.

Lee también: Vocal de mesa en San Pedro de la Paz dejó su responsabilidad y se dio a la fuga

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...