Cerrar Publicidad (10s)

El canal 12 de la televisión de Palm Beach, en Florida, reveló este jueves la historia de una mujer que recuperó su teléfono celular después de 77 días de haberlo perdido en el mar.

Fue un matrimonio de Florida, compuesto por Laura Leigh y Lawton Martin, aficionados de recoger conchas en la playa y su vecino experto en tecnología, Devron Richardson, quienes dieron con el teléfono de Amie Vreeken, una madre de cuatro hijos que trabaja como bailarina en un show de sirenas en Las Vegas.

El encuentro de los cuatro protagonistas en el sector de Delray Beach (Florida) lo dio a conocer la estación televisiva, quienes destacaron lo insólito del caso.

“Era solo un pequeño cuadrado negro, lo recogí, sabía que era una funda de teléfono, así que le mencioné a Lawton, creo que este es un teléfono, así que lo pusimos en nuestra bolsa de concha y nos lo llevamos a casa”, contó Laura a CBS12 News, quien además se llevó el aparato porque “no tenían cargador para esa marca de teléfono”.

Fue en ese instante en que apareció Richardson, un vecino quien siempre los ayuda cuando se les estropea la computadora.

“Él y su esposa son geniales, vienen y nos ayudan todo el tiempo cuando tenemos problemas con la computadora”, comentó Lawton, quien agregó que después de una carga el teléfono funcionó.

Lee también: Súper mamá: Mujer construyó puente para que su hijo vaya a clases de manera segura

En esa línea, señaló que "al encenderse, veo esta foto de la familia de las sirenas en el teléfono y pensé que no sería muy difícil encontrar a esa familia”. Eso sí, gracias a la App Google Lens pudo escanear la foto y dar con la dueña.

“¡OMG, esto es una broma! Es fantástico”, fueron las palabras que Vreeken escribió en su nuevo teléfono en respuesta a Richardson.

Ella además detalló que perdió su celular en febrero durante un paseo en kayak por Delray Beach, donde una ola le hizo soltar el aparato en el mar, el que buscaron hasta altas horas de la noche con un detector de metales.

“Pasaron 77 días, 77 días, desde el segundo en que cayó al mar hasta que me llamaron para decirme que encontraron mi teléfono”, contó la dueña, quien no solo agradeció a los Martin y a Richardson, también escribió una favorable reseña sobre la funda de teléfono que compró por 10 dólares, a la que tituló “77 días en el océano y el teléfono está bien”.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...