Cerrar Publicidad (10s)

El invierno está cada vez más cerca y con ello también se aproxima una nueva temporada de poda. Por lo mismo es que los productores de arándanos y frambuesa de la zona afinan los últimos detalles. Sin embargo, hay un detalle no menor en relación a ellos y es que la seguridad para los trabajadores es lo primordial.

Enfrentarse a la pandemia otro año más también hace que las medidas de cuidado deban ser más extremas, priorizando que no existan contagios entre los trabajadores y de cuidar a estos mientras realizan su labor.

Francisco Novales, Presidente de Aproberries A.G. explicó que si bien todos los períodos tienen su nivel de complejidad, ellos ya cuentan con la experiencia del año pasado.

Uno de mucho aprendizaje donde sabían que debían cuidar a los colaboradores, haciéndoles charlas de inducción y de cómo hacer el trabajo bajo la modalidad Covid, pero sin experiencia previa.

Eso sí, este año va a ser un poco más fácil, principalmente por el trabajo que se realizó el 2020 y el buen equipamiento de los trabajadores.

Lo anterior a pesar de que comenzando el invierno -período en que se hace la poda-, el Covid se mezcla con los encierros en la casa, la falta de ventilación por el tiempo más frío, la humedad y se une con otras enfermedades respiratorias, que pueden complicar la situación.

En esa línea, Novales agregó que "es súper importante tener una trazabilidad para cuando haya algún foco o un infectado para que podamos comunicarnos con la Seremi de Salud, teniendo un control exacto de nuestra gente desde el momento que entra a trabajar hasta el momento que se van".

Lee también: CGE detalló corte programado de suministro eléctrico para las comunas de Tomé y Coronel

Por otra parte, el PTI Berries Biobío Centro -programa que administra Codesser y cofinancia Corfo- estuvo desarrollando durante todo el 2020 actividades informativas y preventivas. Además acercó a los productores con distintas entidades públicas para estrechar relaciones.

Carlos Muñoz Sufán, gestor técnico del PTI expresó la importancia del trabajo realizado y agregó que cree "que hemos sido un aporte porque todas las actividades han sido definidas por los productores".

"El seminario fue direccionado a protocolos Covid, donde hablamos con expertos, la Seremi del Trabajo y de Salud, y todo fue planificado en función de aportar información a los productores de berries de la zona", puntualizó.

Para esta etapa de poda que ya está ad portas de comenzar, se espera operar con mayor normalidad, ya que también se requiere menos personal.

Se estima que durante el período de recolección -que fue en el verano- se trabajó con el 30% menos de cosechadoras y se debió principalmente al temor entre ellos de contagiarse, según explicó el presidente de Aproberries.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...