Cerrar Publicidad (10s)

Una tragedia evidenció en Italia los peligros a los que diariamente se exponen los trabajadores de la industria textil.

Aún nadie se explica cómo ocurrió. Luana D’Orazio era una mujer de 22 años. Se desempeñaba como tejedora en la fábrica Orditura Luana, en Montemurlo. El pasado 3 de mayo. la joven madre perdió la vida en un fatal accidente laboral.

Lee también: Madre acudió a hospital con su bebé muerto en la mochila

En cosa de segundos, la trabajadora quedó atrapada en el rodillo de una urdidora, máquina utilizada para enrollar en un carrete una determinada cantidad de hilos. Según las indagaciones, el rodillo la arrastró, provocando su muerte instantánea. Falleció aplastado por los engranajes de la herramienta.

De acuerdo con testimonios de sus colegas, ninguno de ellos consiguió escuchar sus gritos de auxilio. Ni siquiera su compañero, que estaba de espaldas pero cerca de ellas, pudo escucharla.

La investigación al respecto continúa. Y si bien se ha descartado la participación intencional de terceros, la evidencia apunta a una posible negligencia de parte de sus compañeros y un desperfecto en la máquina.

Por lo pronto, según reporta el medio El Español, la justicia italiana mantiene imputados a dos directivos de la empresa textil. Ambos con cargos de homicidio imprudente.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...