Cerrar Publicidad (10s)

Por considerarlo un “comportamiento anticomunista”, el régimen de Kim Jong-un penalizó a tres jóvenes por escuchar pop coreano y por peinarse como K-poppers.

El trío recibió una particular sanción. Por una parte, se les condenó a jornadas de “reeducación”. Por otra parte, el gobierno norcoreano los expulsó junto a sus familias del condado de Changsong, en la provincia de  Pyongan del Norte.

Lee también: Hombre con Covid-19 falsificó resultados de su test para viajar en avión

“Los estudiantes supuestamente se habían cortado el pelo como los adolescentes surcoreanos y cantaban canciones surcoreanas. Tras su examen preliminar a principios de abril, las autoridades los enviaron a un campo de trabajo para su reeducación”, informó una fuente anónima al medio Daily NK.

Producto de su indisciplina, junto con pesar duramente sobre sus familias, el régimen norcoreano decidió desplegar una campaña de concientización. En concreto, la nación asiática inició un ciclo de conferencias dirigidas a los educadores y a la población general. 

Es así como el país albergó una serie de charlas efectuadas con el fin de, según reporta el citado medio, “rechazar inequívocamente la afluencia de los elementos impuros de los imperialistas y la propaganda enemiga“.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...