Cerrar Publicidad (10s)

Esta semana se dio a conocer una preocupante situación en redes sociales que ocurrió en Rancagua. Se trató de Miriam Cantillana, una mujer de la tercera edad que llevaba tres noches durmiendo en el patio de la casa que compartía con su hijo.

No obstante, el caso dio un vuelco inesperado, ya que medios locales de O’Higgins conversaron con la familia involucrada y se reveló que Miriam sufre de una grave condición psiquiátrica que la vuelve violenta y paranoica.

Este hecho quedó en evidencia en varios videos que captaron las cámaras que el dueño de casa colocó en el patio y aseguró que ella gritaba e iniciaba las peleas, para luego acusar que era víctima de agresiones que no pasaron.

“Esto lo hemos vivido desde chicos. Mi mamá siempre ha tenido problemas psicológicos, por eso tiene un carné que acredita que ella tiene un 67% de discapacidad mental. Ella estuvo internada en un psiquiátrico… Los medicamentos que a ella le dan para la esquizofrenia no los toma, y se toma otros, como zopiclona y tramadol”, señaló Daniel Toro, el mayor de los tres hijos que tuvo Miriam.

Los otros dos optaron por alejarse de la mujer, que nunca consideraron como una verdadera figura materna, ya que según relataron, los abandonó en una comisaría cuando tenían 3, 8 y 10 años respectivamente.

Te puede interesar: Días 15 y 16 de mayo serán feriados irrenunciables

Acorde al relato de Daniel Toro, todo empezó por un perro que acompaña a la mujer. Ella metió al animal a la casa y el can atacó al nieto mayor.

El perro lo estaba mordiendo ese día y yo le pegué con un palo para que lo soltara“, recordó el padre y agregó que la mascota también se les tiró encima a  Carabineros cuando llegó al lugar para revisar los videos y constatar la verdadera situación.

Miriam empezó a gritar que le estaban pegando a ella y al perro, y Daniel le pidió que se detuviera o que “se fuera”.

Por lo anterior, la mujer tomó sus cosas y las sacó al patio, donde decidió dormir por su propia cuenta. Es más, en los registros queda en evidencia que le solicitaron ingresar a la casa o que comiera algo, pero ella se negó.

Sin embargo, su versión era diferente, ya que decía que la habían violentado, que no había comido nada, que nadie le ofrecía ayuda. Y en realidad, la mujer tenía un carro lleno de alimentos que ella misma se compró. Hecho que incluso pudieron comprobar los efectivos policiales.

“Yo soy el único tonto que la sigue ayudando porque es mi madre, pero nos sigue haciendo daño y cada vez es peor. Lo hace con maldad, más allá de su problema psicológico”, se lamentó el hijo mayor de Miriam.

Daniel no pudo ir a trabajar por cuatro días luego de conocerse el caso

Antes el hijo mayor de Miriam Cantillana era capaz de controlar los arrebatos de su madre, pero ahora dice que no se siente en condiciones de hacerlo. En ese sentido, aseguró que necesita proteger a su familia.

“No he podido ir a trabajar hace 4 días por miedo a que vengan a la casa a hacerles algo a mis hijos. Yo creo que me van a despedir”, dijo lamentándose en la entrevista, ya que sabe que mucha gente supo de este caso, pero con la versión que entregó la mamá que lo deja a él como un monstruo.

“Están todos los antecedentes en los hospitales y nunca me han ayudado. Ya no sé qué hacer. Jamás he tenido problemas con ningún vecino. Ella dice que yo soy violento y que le he pegado a toda la gente… Se me agotan las ideas. Llevo tres días sin dormir, y contrariado, porque estoy atacando a mi madre, algo que no quería hacer, pero no quiero que les haga daño a mis hijos“, puntualizó.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...